Estos son los cinco números retirados más emblemáticos de la historia del deporte

Foto: Fuente externa
Jackie Robinson, el primer jugador afrodescendiente en disputar un partido profesional de béisbol – Foto: Fuente externa

Según un trabajo realizado por BBC Mundo, estos son los cinco retiros de camisetas más emblemáticos en la historia del deporte.

Esta tradición comenzó por el hockey. El primer equipo deportivo profesional en tomar la decisión de retirar un número en honor a un jugador fue el histórico equipo de hockey los Hojas de Arce de Toronto (Maple Leaf). Lo hizo para rendir tributo y ayudar en una situación difícil a uno de sus jugadores más emblemáticos: el delantero Ace Bailey.

Sucedió que durante un encuentro de 1933, Bailey casi pierde la vida después de chocar con un defensa de los Boston Bruins. Bailey no pudo volver a jugar y por esa razón su equipo, uno de los más reconocidos de la liga nacional, decidió rendirle varios homenajes.

Uno de ellos fue retirar el número 6 de las estanterías del equipo desde 1934 y el segundo gesto fue organizar un partido entre todas las estrellas de la Liga Nacional de Hockey (NHL por sus siglas en inglés). Ahí comenzaría otra tradición: el juego de las estrellas.

Michael Jordan y su legendario 23. Su “majestad aérea“, como lo llamaban, es considerado por muchos como el mejor basquetbolista de la historia.

Sus seis títulos de la Asociación Nacional de Basquetbol de EE.UU. (NBA, por sus siglas en inglés) con los Toros de Chicago y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1992 –liderando aquel inolvidable “Equipo de ensueño”- certifican ese título.

Y el número que lo acompañó en aquella campaña gloriosa fue el 23, que escogió cuando estaba en la universidad de Carolina del Norte, después de que su hermano mayor se quedara con su número favorito: el 45.

“Él tenía más derecho a escoger que yo. Así que me decidí por el que más se acercara a la mitad de ese número, que era 22 y medio. Por eso me quedé con el 23″, contó Jordan en un documental realizado por la NBA.

Debido a sus increíbles logros, los Toros de Chicago retiraron el número 23 y también lo hizo la Universidad de Carolina del Norte, donde había desarrollado su carrera universitaria.

Lo más curioso es que el 11 de abril de 2003, cuando Michael Jordan disputó un partido con su equipo los Washington Wizards, los Miami Heat decidieron hacer lo mismo: retirar el número 23 de su equipo, aunque nunca jugó un solo partido con ellos.

“Nadie más vestirá el número 23 en los Miami Heat. Tú eres el mejor”, le dijo el presidente de los Heat y exentrenador Pat Reilly a Jordan ese día.

Diego Armando Maradona, el 10 más famoso. El retiro de Maradona se dio más tarde de lo normal, pero cuando nadie lo esperaba. Por eso los homenajes que se le rindieron al que es considerado uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, se hicieron mucho tiempo después de que dejara de jugar.

La tarde del 10 de noviembre de 2001, Maradona dijo adiós. Pero los honores habían comenzado un año antes: en 2000, el Napoli italiano, donde “El Pelusa” había alcanzado dos títulos de liga y una copa UEFA –y era idolatrado- decidió retirar el número 10, que el astro argentino había utilizado durante todo su paso por allí (1984-1991).

La selección argentina, a la que Maradona le dio todo, en 2001 decidió hacer lo mismo. Pero se encontró con un inconveniente: el comité ejecutivo de la FIFA afirmó que durante el Mundial de Corea-Japón 2002 (donde comenzaba a rendir el retiro del número) no se podía no asignar el número 10 a un jugador inscrito.

Tiempo después vendría un Lionel Messi que tomaría el relevo de aquel mítico número.

Jackie Robinson, un número, una lucha. Hasta 1947 el béisbol en Estados Unidos era blanco. De hecho, en un ánimo de no perderse la fiesta de este deporte, los jugadores afroamericanos habían creado su propia “Liga de Negros”.

Pero ese año debutó con los Brooklyn Dodgers un hombre que haría historia: Jackie Robinson, el primer jugador afrodescendiente en disputar un partido profesional de béisbol. La mayoría de su carrera deportiva llevaría el mismo número: el 42.

Con aquel 42 ganaría la serie mundial de 1955 y anotaría muchas carreras, mientras era vapuleado y odiado en las canchas del “pasatiempo favorito” de los estadounidenses. Con el tiempo se convirtió en un ícono de la lucha por los derechos civiles.

En 1997 ocurrió algo inédito: la Liga Mayor de Béisbol de EE.UU. (MLB, por sus siglas en inglés) decidió retirar el número 42 de todos sus equipos asociados, no solo de los Dodgers (que ahora están en Los Ángeles), donde había jugado. Desde 2004, cada 15 de abril, todos los jugadores visten el número 42 en sus espaldas como una manera de recordar las tribulaciones que tuvo que pasar el gran Jackie Robinson para estar en las grandes ligas.

Terry Bradshaw y Shaquille O’Neill. Hay números que se retiran a causa de una muerte como el del triste fallecimiento del piloto Jules Bianchi o por un homenaje como el caso de Jordan.

Pero hay otros en que no se hacen retiros de manera oficial: simplemente, por respeto, la gente deja de utilizarlos o los equipos dejan de producirlos.

Dos buenos ejemplos son los de dos deportistas muy conocidos dentro del ámbito de EE.UU.: el legendario mariscal de campo del equipo de fútbol americano los Acereros de Pittsburgh, Terry Bradshaw, y el pívot de Los Ángeles Lakers, el basquetbolista Shaquille O’Neill.

En ambos casos, no se hizo una ceremonia de retiro o un anuncio oficial, sin embargo, nunca más se han vuelto a utilizar en Pittsburgh el número 12 que utilizó Bradshaw durante largo tiempo en los casi 13 años que lideró a su equipo a ganar cuatro super tazones.

Lo mismo ocurre en los Lakers: el 34 que le gustaba lucir al enorme base y con el que ganó tres anillos de la NBA tampoco fue retirado oficialmente (se dice que están esperando el retiro de su compañero de luchas, Kobe Bryant), pero desde entonces nadie se ha atrevido a lucir ese número en el equipo angelino.

El sexto número o la número 12. Los números a veces no son solo retirados a una deportista. También puede ser en homenaje a una hinchada.

Es el caso de los equipos de basquetbol Orlando Magics y los Sacramento Kings quienes decidieron retirar el número 6 en referencia al sexto hombre (sixth man) que es un término utilizado en el baloncesto para denominar al hombre que viene de la banca y ayuda a ganar los partidos.

El fútbol no se queda atrás. En Grecia, aunque el público está considerado como el “jugador número 12″, el dorsal apartado por el club Panathinaikos fue el número 13, como agradecimiento al grupo de ultras que acudía en masa a animar al equipo por la Puerta 13 del viejo estadio Apostolos Nikolaidis. Fuente: BBC Mundo

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: