Florida se prepara ante posible paso de Erika

Rick Scott, gobernador de Florida - Foto: Fuente externa
Rick Scott, gobernador de Florida – Foto: Fuente externa

Tras una visita al Centro de Operaciones de Emergencia del Condado Miami-Dade para reunirse con directivos de emergencia y el alcalde Carlos Giménez, el gobernador Rick Scott dijo que la Florida tiene más probabilidades de recibir menos vientos pero más lluvias a medida que la tormenta se desvía hacia el oeste.

Los meteorólogos con el Centro Nacional de Huracanes dijeron que el paso por la República Dominicana y Haití podría debilitar a Erika llevándola a la categoría de depresión tropical durante la noche. La tormenta incluso podría disiparse para terminar como una onda tropical, dijeron. Aunque advirtieron que podría recuperar fuerzas a medida que se desplace por las más cálidas aguas de las Bahamas. Ya no se espera que toque tierra en la Florida como un huracán.

Tras una visita al Centro de Operaciones de Emergencia del Condado Miami-Dade para reunirse con directivos de emergencia y el alcalde Carlos Giménez, el gobernador Rick Scott dijo que la Florida tiene más probabilidades de recibir menos vientos pero más lluvias a medida que la tormenta se desvía hacia el oeste. Se ha alertado a la Guardia Nacional, y alrededor de 8,000 miembros de la misma están listos para ser movilizados de ser necesario, dijo.

“Tenemos preocupaciones en todo el estado porque sabemos que va a atravesar el estado”, dijo. “Hay muchas personas que se han mudado aquí después de la última vez que tuvimos un huracán. Esa es una de nuestras principales preocupaciones”.

El alcalde Giménez dijo que las inundaciones locales, particularmente en las áreas costeras, son una preocupación más general.

“Estamos en la estación de las mareas más altas en estos momentos. Las mareas son un poco más altas de lo normal”, dijo Giménez, ex jefe de bomberos de Miami. “Puede que no podamos librarnos de esas aguas con la rapidez que nos gustaría”.

La tormenta –que mató a por lo menos a 12 personas a su paso por Dominica a unas 400 millas al sudeste del sur de la Florida– podría traer entre tres y seis pulgadas de lluvia a La Española el viernes. Hasta 10 pulgadas podrían caer en la montañosa isla, lo cual provoca preocupaciones sobre inundaciones y avalanchas de lodo. El viernes, expertos en desastres de Haití continuaban advirtiendo a la gente que se mantuviera alerta.

Con todo el país bajo amenaza de tormenta, la Oficina de Protección Civil publicó noticias de última hora en Twitter y boletines de radio siguiendo el rumbo de la tormenta y advirtiendo sobre los daños posibles.

En su trayectoria actual, se espera que Erika llegue a la Florida el domingo por la noche o el lunes por la mañana.

En todo el sur de la Florida, directivos de emergencia comenzaron a hacer preparativos. La División Estatal de Manejo de Emergencias se puso en marcha, y urgió a sus residentes a que visiten su website para recibir sugerencias sobre sus planes.

Funcionarios de las escuelas de Miami-Dade afirman que los estudiantes tendrán que esperar al fin de semana para saber si las escuelas abrirán el lunes.

Debido a que los ómnibus no pueden operar cuando hay vientos de más de 39 millas por hora –y más de 60,000 estudiantes viajan en ómnibus– funcionarios del sistema de escuelas públicas están muy al tanto de los pronósticos. Otro factor es si las escuelas serán usadas como refugios para las personas que tengan que ser evacuadas.

“Para las escuelas públicas de Miami-Dade, la seguridad y la seguridad de los estudiantes y del personal es nuestra prioridad número uno, y siempre será el factor más importante en nuestras decisiones”, dijo el superintendente Alberto Carvalho en un comunicado.

En caso de que la tormenta afecte el servicio de las escuelas, el distrito tiene la esperanza de que un nuevo sistema de notificación electrónica para los directores posibilitará que vuelvan a abrir más rápido y más fácil. Una nueva aplicación permitirá a los jefes escolares reportar daños o problemas rápidamente.

El distrito escolar está publicando actualizaciones en su sitio web en www.dadeschools.net, en Twitter (mdcps) y su página de Facebook en www.facebook.com/miamischools.

En el Miami Dade College, los funcionarios tienen previsto reunirse el sábado y el domingo, dijo el vocero de Juan Mendieta. Para tener más información se podrá llamar al (305)237-7500 o visitar el sitio www.mdc.edu.

La compañía Florida Power and Light también comenzar a movilizar a sus tripulaciones, con 5,500 trabajadores y contratistas listos para responder y una reserva de 1,700 especialistas de otros servicios públicos en espera.

“La FPL está tomando en serio esta tormenta”, dijo Manny Miranda, vicepresidente senior de Power Delivery de FPL. “También estamos pidiendo a los clientes que hagan de la seguridad su principal prioridad”.

Para prepararse para posibles inundaciones, el Distrito de Manejo del Agua del sur de la Florida, que abarca 16 condados, comenzó la reducción de los niveles de agua en los canales desde el mediodía del viernes. El Distrito también mantendrá una estrecha vigilancia sobre el Lago Okeechobee y su dique de contención. Debido a una estación húmeda lenta, los niveles del lago son inusualmente bajos, a poco menos de 13 pies, dijo Jeff Kivet, director del Distrito de Operaciones, Ingeniería y Construcción. Una vez que la tormenta golpea, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos cerrará las compuertas para evitar que las inundaciones aguas abajo.

Operadores de las bombas de drenaje también trabajarán durante todo el día, por lo que serán capaces de responder en función de las condiciones.

En el sur del Condado Miami-Dade, donde las condiciones de sequía podrían empeorar las inundaciones, el Condado proporcionará arena para hacer bolsas de arena en ocho lugares, dijo el comisionado Dennis Moss. Para averiguar dónde, llame al 311 o visite la página www.miamidade.gov/hurricane.

Aunque los vientos más fuertes de Erika pudieran esquivar a la Florida –los meteorólogos dijeron que estaban aguantando las alertas de tormenta hasta tanto Erika no salga de Haití– las fuertes lluvias que causaron inundaciones y deslizamientos de tierra en Dominica podrían causar estragos en el estado. Al menos 12 personas murieron en la isla de dominica y 20 fueron reportados como desaparecidos. Fuente: El Nuevo Herald

 

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: