Organización Cristiana brinda su apoyo a afectados por terremoto en Chile

Un terremoto de magnitud de 8,3 estremeció a Chile este miércoles. El fuerte sismo causó 10 muertos y obligó a evacuar a más de un millón de personas en la semana de las fiestas patrias.

Horas después del sismo, las autoridades levantaron la alerta de tsunami en toda la zona afectada aunque mantuvieron la suspensión de la actividad escolar. En la comuna de Tongoy penetró 500 metros tierra adentro.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, dijo que la participación del Gobierno en las actividades conmemorativas de la independencia se limitará al oficio religioso y desfile militar del sábado.1

Fabricio Guzmán, de Visión Mundial, una Organización Cristiana de ayuda humanitaria que se encuentra en la ciudad capital de Santiago, dijo que tienen 100 voluntarios llevando ayuda en las zonas afectadas. Además, que están recibiendo el apoyo de los Boys Scouts.

Guzmán indicó que el Gobierno solicitó el apoyo de Visión Mundial por la capacidad de ayuda internacional que ellos tienen. Su enfoque es la niñez, por lo que están socorriendo a los pequeños que se encuentran en los diferentes albergues.

El alcalde de Illapel, una de las zonas más afectadas, Denis Cortés, dijo a agencias internacionales que «la locomoción paró debido a los derrumbes, tenemos muchos cables cortados, muros caídos, el cementerio en partes destruido y muchas tumbas abiertas por lo cual tenemos una emergencia sanitaria».

Cortés estimó que unos 10.000 de sus 35.000 habitantes resultaron afectados.

«Estábamos preparados para recibir nuestras fiestas patrias. (Era) una ciudad embanderada, a punto ya de iniciar un campeonato de cueca (el baile típico chileno). Y minutos antes de empezar, teniendo nuestra plaza llena, llegó el terremoto y se transformó en un tema de histeria… Mucha gente desmayada, un caos total», dijo el alcalde.

Manuel Moya, de 38 años, y su esposa durmieron en la calle, frente a su casa completamente destruida. «Yo pensé que era el fin del mundo y que íbamos a morir todos. Esto no pasaba, no pasaba. Dicen que fue magnitud 8, pero se sintió como 10. Fue daño total, pero gracias a Dios estamos vivos», agregó.

Chile es una de las naciones más sísmicas del mundo por ubicarse en el llamado cinturón del Pacífico y la mayoría de sus edificaciones están diseñadas para soportar fuertes movimientos telúricos. Fuente: Mundo Cristiano

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: