En USA la primera causa de muerte entre los hispanos es el cáncer

De acuerdo con un estudio publicado por la Sociedad Estadounidense del Cáncer (ACS) y reseñado por agencias internacionales de información, esta enfermedad continúa siendo la principal causa de muerte entre los latinos de Estados Unidos, aunque las tasas de diagnóstico y fallecimiento por esta dolencia siguen bajando y son inferiores a las de los blancos no hispano.

El informe señala que se espera que 125.000 hispanos sean diagnosticados por primera vez con cáncer y otros 37.800 mueran por esa enfermedad este año, lo que sitúa a este padecimiento como la principal causa de muerte, seguida por la cardiopatía.

No obstante, en la última década, la tasa de nuevos diagnósticos de cáncer ha bajado 2,4 % por año entre los hombres hispanos y 0,5% anual entre las mujeres latinas; y el índice de muerte por esa enfermedad ha disminuido 1,5 % anual entre los hombres y 1% entre las mujeres.

Según el estudio, en general, las tasas de nuevos diagnósticos de cáncer son 20% inferiores entre los hispanos que entre los blancos, mientras que los índices de fallecimiento por esa enfermedad han disminuido en 30%.

De acuerdo con la ACS, eso se explica en parte, porque los hispanos tienen menos probabilidades que los blancos de ser diagnosticados con los cuatro tipos de cáncer más comunes en Estados Unidos: los de pecho, próstata, pulmón y colon.

En cambio, los hispanos tienen tasas más altas de nuevos casos y muertes por cánceres de estómago, hígado, cuello del útero y vesícula biliar.

Esa tendencia “refleja una mayor exposición a agentes infecciosos causantes del cáncer, menores tasas de pruebas médicas para detectar el cáncer cervical y riesgos de cáncer relacionados con la obesidad y la diabetes”, según el informe.

Los hispanos tienen más probabilidades que los blancos de ser diagnosticados cuando su cáncer se encuentra ya en una etapa avanzada, afirma el estudio.

Dado el origen diverso de los hispanos en Estados Unidos, las pautas de cáncer varían entre cada uno de los subgrupos: por ejemplo, las tasas de incidencia y muerte entre puertorriqueños y cubanos son más parecidas a las de los blancos que las de los mexicanos.

Según la principal autora del informe, la doctora Rebecca L. Siegel de la ACS, el crecimiento de la población hispana en el país se debe ahora principalmente a los nacimientos y no a la inmigración, lo que “probablemente cambiará el perfil de riesgo de cáncer para este grupo en el futuro”.

“La segunda generación, nacida y crecida en Estados Unidos y más vinculada al estilo de vida en el país, tiene tasas de cáncer más altas que los inmigrantes de primera generación, así que podemos ver una incidencia mayor del cáncer en este grupo en el futuro”, pronosticó Siegel en un comunicado.

La Alianza Nacional para la Salud de los Hispanos, un grupo centrado en las necesidades sanitarias de los hispanos, consideró hoy “vital” un acceso temprano e integral a los servicios de salud para detectar el cáncer en sus primeras fases.

“Estos datos (de la ACS) deben verse como parte de una visión mayor de la salud de los hispanos. Los hispanos viven más tiempo que los blancos no hispanos y, en general, tienen una menor incidencia de cáncer que los blancos no hispanos”, afirmó en un comunicado Jane L. Delgado, presidenta de la Alianza.

Tanto la Alianza como la ACS coincidieron en que es necesario mejorar el acceso de los hispanos a pruebas médicas y vacunas, además de reducir el hábito del tabaco, el consumo de alcohol y la obesidad. Fuente: Globovisión

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: