Turquía: Líderes cristianos reciben amenazas de muerte

¿Cómo han reaccionado los cristianos en Turquía a la campaña de amenazas de muerte que han sufrido, al menos, quince iglesias y organizaciones cristianas? «Vamos a continuar con lo que hemos estado haciendo y estamos tratando de encontrar nuevas oportunidades», explicó Ihsan Özbek, un pastor evangélico que lidera la Asociación de Cristianos Protestantes en Turquía.

Hace dos semanas, se enviaron decenas de mensajes yihadistas a cristianos protestantes evangélicos en Turquía a través del correo electrónico, Facebook o el teléfono móvil. Acusaban a iglesias y organizaciones cristianas de «escoger el camino que rechaza a Alá». Los líderes cristianos fueron amenazados con ser decapitados: «cómo heréticos que sois, habéis aumentado vuestros números con creyentes ignorantes», decían algunos mensajes. «La semana pasada no hubo nuevas amenazas», dijo Ishan Özbek a Evangelical Focus.

«Algunos periódicos escribieron sobre los mensajes amenazadores. Los parlamentarios del principal partido de la oposición (CHP) organizaron una rueda de prensa en el Parlamento, con la presencia de líderes protestantes. Un parlamentario del partido de la oposición (HDP) hizo una pregunta oficial al Primer Ministro en el parlamento. Pero por causa de los otros problemas (el asunto kurdo y las próximas elecciones) nuestra situación no está recibiendo suficiente atención».

«El odio» contra los cristianos es aún una realidad

Özbek cree que aún existe un problema de «odio contra la población cristiana en Turquía». «Es muy común que recibamos reacciones negativas de individuos, partidos políticos y otros grupos». La mayoría de ciudadanos reaccionan especialmente de manera agresiva al hecho de que algunos turcos se convierten al cristianismo.

Hay «muchos prejuicios». Y algunos asuntos internacionales ayudan a que aumente la desconfianza: «A veces los problemas que pasan fuera tienen un efecto negativo en la situación: la crisis del Golfo, el racismo en Europa, etc.», dice el pastor.

Los cristianos no se esconden pero tiene un coste

Los estereotipos son un «problema continuo». «Los turcos no conocen el cristianismo ni a los cristianos pero tienen muchas ideas. Luchar contra prejuicios es una tarea difícil y agotadora». Pero muchos cristianos profesan su fe públicamente. «Esconder la fe no es muy común… pero puede tener un coste como ser golpeado, insultado o escuchar maldiciones, etc. La mayoría de iglesias aún invitan a no creyentes a sus iglesias.

En nuestra iglesia tenemos evangelismo cada martes, y esta semana tuvimos un grupo mayor que en otras semanas en este año». La verdad es que las expresiones públicas de la fe cristiana han crecido mucho en estos últimos años y las amenazas y agresiones no lo van a parar. «Vamos a continuar lo que hemos estado haciendo y estamos tratando de encontrar nuevas oportunidades».

La crisis de refugiados, por ejemplo, «ha creado una oportunidad de servir a nivel nacional». Ha ayudado a que los cristianos evangélicos turcos «sean conocidos por nuevos grupos de personas y estamos trabajando con ONG’s para este ministerio y ahora están familiarizados con quienes somos».

Sirviendo a los refugiados en Turquía

El país ha estado recibiendo decenas de miles de refugiados que vienen de Siria. ¿Cómo ha reaccionado la sociedad ante la crisis? «Es una situación de doble cara», expresa Özbek. «A algunas personas no les gustan los refugiados porque están proveyendo mano de obra barata. Son diferentes y los turcos tienen un sentimiento superior sobre los árabes, en general. En las pequeñas ciudades, hay enfrentamiento». «Las grandes ciudades son diferentes, los mendigos extranjeros están en todas partes. La pobreza y la impotencia se ven fácilmente. Los corazones de muchos turcos se rompen cuando ven esta situación. (…) La foto con el cuerpo del pequeño Aylan en la playa fue un punto de inflexión muy grande».

Los cristianos protestantes turcos deberían involucrarse, argumenta el líder evangélico. «Es una oportunidad para nosotros de poder compartir lo que tenemos. Comida, dinero, recursos humanos. La Alianza Evangélica Turca (TEA) empezó un grupo de asistencia cuando empezó la crisis. Hemos estado ayudando en la zona fronteriza de Siria e Irak».

«Hay iglesias locales y extranjeras que han estado recaudando dinero y nuestros equipos están trabajando en el área. Al principio pusimos las tiendas de campaña y ahora estamos suministrando comida y otros artículos necesarios». «Nuestra iglesia ha estado trabajando en el campo Yazidi en la provincia de Sirnak. Pero, desafortunadamente, el enfrentamiento entre el ejército turco y las guerrillas Kurdas afectan negativamente a nuestras actividades. Es muy peligroso ir ahí ahora», se lamenta Özbek.

La amenaza continua del Yihadismo

Mientras tanto, el yihadismo islámico sigue creciendo dentro del país. Es una situación incómoda para las comunidades cristianas. «Los yihadistas no están sólo en Siria, también están en Turquía. Puedes ver coches con banderas del ISIS y pegatinas yihadistas en los parachoques». «Está creando miedo entre los nuevos creyentes pero somos ya una iglesia perseguida. Sabemos cual es el precio. Podemos sentir miedo a veces pero el miedo no nos va a controlar». «Pero intentamos ser pacificadores», concluye Özbek. «Hemos estado predicando al Príncipe de Paz. La iglesia en Turquía es muy pequeña pero creo que estamos haciendo lo que podemos». Fuente: Protestante Digital

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: