Podrían eliminar del cerebro la proteína asociada con el alzhéimer

Dos proteínas que regulan la comunicación celular en el cerebro, claudin-5 y ocludina, podrían ofrecer nuevas dianas terapéuticas para eliminar la proteína beta amiloide neurotóxica del cerebro

Limpiar la presencia de la proteína beta amilode en el cerebro. Esa puede ser una nueva diana para esta enfermedad segn un equipo de científicos del Trinity College cuyo trabajo arroja luz sobre un mecanismo fundamental que subyace en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer. Tal y como explican en la revista «Science Advances», dos proteínas que regulan la comunicación celular, proteína claudin-5 y ocludina, podrían ofrecer nuevas dianas terapéuticas para limpiar la proteína beta amiloide neurotóxica del cerebro.

La enfermedad se caracteriza, en parte, por la acumulación de la proteína beta amiloide beta en los cerebros de los pacientes. Los expertos creen que la alteración en la limpieza de esta proteína parece ser un factor importante en la acumulación de placas y, como consecuencia, en la enfermedad en sí misma. Sin embargo, todavía hoy día se desconoce cómo se elimina la beta-amiloide del cerebro, aunque los expertos saben que debe hacerse a través del torrente sanguíneo.

A diferencia de los vasos sanguíneos que están en cualquier otro lugar en el cuerpo, los ubicados en el cerebro tienen propiedades específicas que regulan el flujo sanguíneo; es lo que se conoce como la barrera hematoencefálica, que regula el intercambio de energía y metabolitos entre el tejido cerebral y la circulación sanguínea.

Vasos alterados

Ahora, en esta trabajo se ha demostrado que algunos componentes de estos vasos sanguíneos especializados están alterados en el alzhéimer. Pensamos, explica James Keaney, del Trinity College de Dublín (Irlanda) que está alteración «podría ser el mecanismo que impide la limpieza de la beta amiloide tóxica del cerebro en personas con la enfermedad de Alzheimer».

En concreto los expertos han visto que las proteínas claudin-5 y ocludina, que ayudan a crear las uniones estrechas en los vasos sanguíneos de la barrera hematoencefálica, pueden ser reguladas para abrir los espacios entre las células y permitir la limpieza de beta amiloide del cerebro. Esto, apunta, concierte a estas dos proteínas en nuevas dianas para terapias para tratar la enfermedad de Alzheimer. Fuente: Abc.es

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: