Gracias a la oración de su familia, niña resucita milagrosamente

En Missouri una familia está alabando a Dios después de que su hija de tres años sobreviviera milagrosamente a lo que pudo haber sido un accidente fatal.

De acuerdo con una reseña de un diario local, el pasado 29 de julio, Alise Nipper fue encontrada insensible en una piscina del patio trasero durante una fiesta de verano.

La madre de la pequeña, Jamie Nipper, declaró a la cadena de noticias: “Algo me tenía inquieta, al ver a mi bebé recuerdo saltar hacia la piscina, y grite ¡marquen al 911!, “comencé a orar desesperadamente, cuando la tome en mis brazos trate de que reaccionara, pero mi hija ya estaba sin vida su cara estaba muy azul”.

Mientras, Natika Rowles, una amiga de la madre trataba de resucitar a Alise, la familia empezó a clamar a Dios por la vida de la pequeña.

“Ella no tenía signos vitales”, aseveró Rowles, quien agregó: “El miedo se había apoderado de todos, pero la Palabra de Dios dice que declaremos vida aun sobre lo que no tiene”.

Y después de 12 minutos de agonía el corazón de Alise comenzó a latir de nuevo y despertó en brazos de su madre. La niña fue llevada al hospital, con vida, pero en estado crítico.

“Su cuerpo y su cerebro resultaron heridos”, dijo el doctor Jeremy Garrett, que no les daba muchas esperanzas a sus padres. Al instante, la familia Nipper y cientos de amigos se reunieron en oración. Después de pasar días en el hospital, Alise comenzó a mejorar cada día.

“Cuando ellos disminuyeron los sedantes ella despertó y comenzó a hablar diciendo Jesús es mi papá, fue absolutamente increíble”, dijo Heather Kyle, un amigo de la familia.

Dos semanas después Alise ya se encontraba en casa. “La mano de Dios estaba en ella todo el tiempo porque no hay manera terrenal, forma física o racional para que esa niña está corriendo y hablando en menos de dos semanas”, dijo Rowles al medio de comunicación. El mismo doctor Garrett expresó que esto sólo es producto de la fe y la oración de su familia.

La familia Nipper y sus amigos saben exactamente quién fue el responsable de la recuperación milagrosa de la niña: “Este trágico accidente se convirtió en un milagro por la gracia de Dios. Nuestro camino de fe ha sido una bendición. Presenciamos la obra de Dios y el poder de la oración unificada de cerca y de manera personal en nuestras vidas. Los Nipper desean dar conocer el testimonio del milagro de su hija y de esa manera difundir el Evangelio. Fuente: Gospel Herald

 

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: