¿Cómo se tapan las arterias coronarias?

Para saber cómo se tapan las arterias necesitamos saber que las arterias están conformadas por tres capas, la íntima que es la que está en contacto con la sangre y que contiene células endoteliales también llamada endotelial, es la que produce sustancias que dilatan los vasos sanguíneos y bajan la presión arterial como el óxido nítrico cuando consumimos naturalmente el aminoácido Arginina de los alimentos.

Las otras dos capas de las arterias es la media que es muy compacta y está conformada por fibras musculares lisas, fibras elásticas y colágeno, y la más externa o adventicia está conformada por tejido conjuntivo laxo, fibroblastos y colágeno. Como se puede notar las arterias son tubos muy fuertes y resistentes que pueden tomar años para deteriorarse y ese daño solo se logra con una mala alimentación.

Tenemos que tener muy en cuenta que existe un antioxidante en la naturaleza muy poderoso que tiene la capacidad de proteger las arterias y además ayuda a regenerar el tejido conjuntivo y la formación de colágeno y estamos hablando de la vitamina C (ácido ascórbico o anti-escorbuto)  y de otra vitamina protectora que ayuda a neutralizar el daño de las arterias y se le conoce con el nombre de vitamina E o tocoferol.

Para que una arteria se tape de placa de colesterol tiene que estar inflamada la pared de la arteria  y esa inflamación la causa la grasa omega 6 y el azúcar refinada en la sangre que al no poder entrar a la célula queda libremente circulando y se une a una variedad de proteínas que  se pegan a la pared de los  vasos sanguíneos de una manera repetida desencadenando la inflamación de la arteria.

La grasa omega 6 la obtenemos de los aceites refinados e hidrogenados que compramos en los supermercados de soya, maíz, girasol, canola y que también lo contienen los alimentos procesados como margarinas, mantequillas, vitina y alimentos fritos y aquellos que están en estantería en bolsa, caja o lata.

El azúcar y  la harina  refinada la obtenemos del pan, arepa harina, pudín, buñuelo, bollo, pan cake, pasta, pizza, hojaldre, galletas, postres que sobrecargan nuestra sangre de azúcar haciendo que el páncreas produzca insulina para repartir esa azúcar a las células y  el resto de la azúcar  circulando en sangre se convierte en colesterol que se adhiere a la pared arterial inflamada.

Esta inflamación  repetida a la pared del vaso sanguíneo causada por el azúcar refinada  varias veces al día, todos los días, durante cinco años es exactamente como tomar el papel de lija  o un cepillo de cerdas duras y frotar en repetidas ocasiones sobre la capa endotelial hasta que se vuelva roja y casi sangrando hasta tener una hemorragia o un área infectada, hinchada de tanto frotar. Es una buena manera de visualizar el proceso inflamatorio de la arteria que puede estar pasando ahora mismo en su cuerpo.

Las grasa que nos ayudan a desinflamar y a evitar la inflamación de la pared de las arterias es la grasa poli-insaturada omega 3 de pescado que son los aceites EPA y DHA y las grasas omega 3 vegetales que se encuentran en las semillas de chía, linaza, nueces, cáñamo, germen de trigo, ajonjolí, calabaza,   vegetales, frutas, granos y cereales. Fuente: El Heraldo de Barranquilla

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: