En el noroeste de Tanzania han quemado seis iglesias en las últimas semanas

Las primeras tres iglesias fueron incendiadas el 23 de septiembre, Iglesia Agua Viva Internacional, Iglesia Pentecostal Buyekera de las Asambleas de Dios, e Iglesia Evangélica de las Asambleas de Dios, las cuales están ubicadas en la región Bukoba, en las orillas del Lago Victoria.

Luego, durante la noche del 26 de septiembre, tres iglesias más – también en Bukoba – cayeron victima de las llamas inclementes de quienes se ocultan en las sombras para causar daño: la Iglesia Evangélica Luterana, la Iglesia Católica Romana Kitundu y la Iglesia Pentecostal Katoro de las Asambleas de Dios.

Todos se encuentran en la región occidental de Katoro, Bukoba.

“El pueblo despertó el 27 de septiembre para encontrar sus santuarios incendiados”, dijo una fuente anónima.
“Los escenarios son los mismos; personas desconocidas entran, amontonan cosas en el altar, vierten gasolina sobre ello y le preden fuego. Y luego huyen antes de que alguien los pueda ver”, agregó la persona que prefirió no revelar su nombre por motivos de seguridad.

El primer incendio ocurrió en la Iglesia Agua Viva. Alrededor de las 4:00 de la mañana hora local, el pastor, el reverendo Vedasto Athanas, fue despertado por una llamada telefónica de un vecino que le avisó que su iglesia estaba en llamas.

Él corrió a la escena, pero era demasiado tarde para prevenir el daño a cientos de sillas, mesas, bancos, y el púlpito.
Poco después, los incendiarios prendieron fuego a la Iglesia Pentecostal Buyekera, la cual es liderada por el reverendo Emmanuel Narsis. Alrededor de una hora más tarde, la tercera iglesia, en el barrio cercano a Kibeta, fue incendiada. Su pastor, el reverendo Kabonaki, recibió una llamada telefónica justo antes de las 6:00 de la mañana. Corrió a la iglesia, pero era demasiado tarde para evitar que las llamas destruyeran el templo.

El secretario de organización de los pastores locales, Pastors Fellowship, dijo que ha habido muchos ataques incendiarios en la zona de Kagera desde 2013.

“Desde 2013 hemos tenido más de 13 iglesias incendiadas aquí en Kagera y nadie ha rendido cuentas. Esto no es aceptable”, dijo el secretario Annette, quien sólo dio su primer nombre.

“Y estas no son las únicas”, dijo Annette a World Watch Monitor. “Ahora han empezado a agregar combustible (parafina o gasolina) para garantizar el máximo daño”.

El secretario agregó que algunas personas fueron detenidas después de los incidentes incendiarios de febrero, pero fueron puestos en libertad más tarde, y hasta la fecha no han habido avances en la investigación. Fuente: Noticia Cristiana

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: