Iglesia ofrece rehabilitación a coreanos en Los Ángeles

Los coreanos que viven en Estados Unidos tienen las tasas más altas de abuso de sustancias entre todos los grupos de asiáticos en el país. Pero, una iglesia en la ciudad de Los Ángeles busca darles una nueva oportunidad de vida al ofrecerles rehabilitación.

Nanoom Christian Fellowship inició en 1996. El pastor Young Yo Hab fundó la iglesia después de ser adicto a la cocaína y a las píldoras durante 20 años. Él ahora se dedica a rehabilitar jóvenes coreanos-estadounidenses con consejería y albergue gratuito.

«Mi nombre es Daniel, tengo 22 años… estoy aquí porque fui adicto a la metanfetamina y heroína durante varios años», dice Daniel Bak, adicto en recuperación.

La iglesia alberga más de 50 adictos que tratan de superar su adicción a las drogas.

«Hemos visto en los últimos 15 años, es el predominante uso del alcohol dentro de la comunidad coreana. También el surgimiento de nuevas tendencias entre los más jóvenes como metanfetamina, cocaína, heroína», comenta Timothy Fong, profesor de psiquiatría.

Un obstáculo a la búsqueda de tratamiento es la vergüenza. El estigma cultural es lo que lleva a los adictos y sus familias a ocultar la adicción y resistir la ayuda.

«Las familias coreanas solo se preocupan por la educación… Ellos realmente no se preocupan por la personalidad o el carácter», dice el pastor Young Ho Han.

«Mi papá me desheredó por completo y mi mamá, ella no tenía idea qué hacer hasta que encontró este lugar», asevera Daniel Bak.

«Sabía que tenía un problema, pero no lo podía decir. Todas las mamás y los papás coreanos no quieren decirlo, lo saben pero no pueden», relata Inhui Bak, madre de Daniel.

Este estigma a menudo mantiene a las familias sufriendo en silencio. Pero los programas de las iglesias son ahora una oportunidad de vida para la comunidad.

«Yo sabía que él estaba pasando un tiempo difícil en su vida, pero para mí, fue el más difícil. Sí, fue muy duro. Pero valió la pena», comenta Inhui Bak.

Ahora, Inhui Bak no se avergüenza y se mantiene al lado de su hijo luchando contra la adicción a las drogas. Información: MundoCristiano

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: