Descifran un fragmento de la Biblia judía de 1.500 años

Un grupo de arqueólogos israelíes y americanos ha logrado descifrar un pergamino de 1.500 años de antigüedad que estaba quemado. El manuscrito fue hallado hace 45 años en una sinagoga y es considerado el hallazgo más importante después de los libros del Mar Muerto, encontrados en 1947 y que datan de entre el Siglo III AC y el año 70 DC.

La investigación, de la cual se ha hecho eco el diario oficial del Vaticano, L’Osservatore Romano, permitió decodificar el manuscrito que había sido enrollado y quemado. En él se pueden leer fragmentos en hebreo del libro del Levítico que hacen referencia a sacrificios rituales.

La Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI) fue la encargada de desarrollar los trabajos, que consistieron en pruebas de carbono 14 (una de las más utilizadas para averiguar la fecha de algún objeto u obra de arte) en una intensa investigación por un grupo de arqueólogos americanos e israelíes. Para ello utilizaron un micro escáner tridimensional sobre un largo fragmento quemado de siete centímetros.

El pergamino fue descubierto en 1970 por Sefi Porath al dirigir las excavaciones arqueológicas en la sinagoga de Ein Gedi, a unos 40 kilómetros al sur de las cuevas de Qumran, donde fueron hallados los manuscritos del Mar Muerto.

Según ha declarado Porath a los medios, es “muy emocionante” el hallazgo ya que además es el único rollo de la Torá (libro sagrado judío equivalente al Antiguo Testamento de los cristianos) encontrado en una sinagoga en el interior de un arca sagrada. Fuente: Aciprensa

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: