Te invitamos a visitar el Parque nacional de los Everglades

Cuando piensa en Miami seguro que se imagina en una de sus exuberantes playas, recorriendo uno de sus centros comerciales, o disfrutando de una rica comida en uno de sus tantos y hermosos restaurantes, pero aquí le traemos una propuesta diferente. Un recorrido por el parque nacional de los Everglades, ubicado al sur de la Florida. Eso si no olvide llevar consigo un efectivo repelente para mosquitos, protector solar  y un buen sombrero, pues el sol suele ser bastante inclemente con los visitantes.

El parque, declarado Patrimonio de la Humanidad, Reserva de la Biosfera y Humedal de Interés Internacional, está catalogado como una de las áreas más salvaje de los Estados Unidos, y uno de los más grandes páramos subtropicales del mundo. Posee una superficie de 6.104 kilómetros cuadrados, y esta sólo representa 20% de la extensión original del humedal.

La mejor forma de conocer los Everglades es realizar un paseo a bordo de un aerodeslizador.

También podrá disfrutar de shows con cocodrilos y los más atrevidos se pueden fotografiar con las distintas especies que conforman la rica fauna del lugar.

Entre uno de los tantos datos curiosos, al parque se le conoce por ser el único lugar del mundo en el que aligátores y cocodrilos conviven naturalmente.

En los Everglades se pueden observar numerosas especies de tortugas, entre ellas la típica tortuga de vientre naranja. Asimismo, se encuentran ciervos, una gran cantidad de aves y serpientes.

Sin embargo, el parque alberga 14 especies en peligro incluyendo al cocodrilo americano, la pantera de la Florida y el manatí antillano

El parque nacional de los Everglades abre todos los días. Lo recomendable es visitarlo entre diciembre y mediados de abril, porque en el verano se incrementan los mosquitos.

UN POCO DE HISTORIA

  • Fue creado el 6 de diciembre de 1947
  • En 1976, fue declarado reserva de la biosfera por la Unesco
  • En 1979, Patrimonio de la Humanidad, y en 1987, humedal de importancia internacional
  • Entre 1993 y 2007 estuvo inscrito en la lista del Patrimonio de la Humanidad en peligro
  • En 2010 volvió a la lista de Patrimonio de la Humanidad.

 

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: