Diabetes Tipo 2: Crecerá 60 % en Latinoamérica

La Diabetes Tipo 2 (DT2) es una preocupación cada vez mayor para las personas que viven en países de Latinoamérica; la Federación Internacional de Diabetes estima que la población actual con DT2 en Latinoamérica crecerá un 60 %.

Boehringer Ingelheim y Eli Lilly and Company anunciaron los resultados de una encuesta en línea a más de 700 médicos que tratan a personas con Diabetes Tipo 2 (DT2) en seis países de Latinoamérica: Argentina, Brasil, Colombia, México, Panamá y Venezuela.

La encuesta analizó las percepciones de los médicos sobre los desafíos y los problemas a los que se enfrentan al tratar a personas con DT2. Reveló que el 73 % de los médicos piensa que, en la actualidad, se subestima la complejidad del control de la enfermedad.

Cuando se les preguntó acerca de los desafíos clave a los que se enfrentan con el tratamiento de la DT2, el 39 % de los encuestados indicó que los factores de riesgo, como la obesidad, el tabaquismo y la hipertensión, representan los desafíos más importantes, mientras que un 20 % respondió que el riesgo de aparición de efectos secundarios de los medicamentos (por ejemplo, nivel de glucemia bajo y aumento de peso).

El 79 % de los médicos encuestados quieren más información para manejar Diabetes Tipo 2
El 79 % de los médicos encuestados quieren más información para manejar Diabetes Tipo 2

Partiendo de la base que las personas con DT2 corren un mayor riesgo cardiovascular, el 93 % de los médicos encuestados indicó que los riesgos de sufrir un accidente cerebrovascular y una enfermedad cardíaca influyen en sus decisiones respecto del tratamiento.

La encuesta también pone de relieve las prioridades de los médicos respecto a la decisión de prescripción para el tratamiento, las cuales requieren una cuidadosa consideración. Cuando se les preguntó qué influye en la elección de medicamentos, además del control de los niveles de glucosa en la sangre, el 43 % de los encuestados afirmó que “la cantidad de dosis por día” es la consideración más importante. “Que no sea necesario ajustar la dosis para los diferentes perfiles de pacientes” fue el factor más influyente para el 29 % de los médicos, mientras que otro 28 % afirmó que “no haya impacto sobre el peso”.

Para ayudar a superar las complejidades del control de la DT2, el 79 % de los encuestados opina que tanto los médicos como los pacientes podrían beneficiarse con más material educativo. Se ha demostrado que el material educativo de alta calidad, estructurado y fácil de comprender para el paciente puede ayudar a las personas a controlar mejor su enfermedad y a mejorar los resultados sobre la salud y la calidad de vida.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: