El precandidato cristiano Marco Rubio da sorpresiva respuesta a ateo de Iowa

Recientemente, durante una reunión en el ayuntamiento de Waverly, Iowa, con el candidato presidencial Marco Rubio, un asistente ateo llamado Justin Scott, miembro de la Freedom From Religion Foundation, comentó durante la sesión de preguntas y respuestas, que simplemente Rubio habla de cómo él sigue su fe y que su objetivo es vivir junto a Dios por la eternidad.

Scott sostuvo que parece que Rubio está más interesado en la función de “Pastor en jefe” en lugar de «Comandante en Jefe», y luego preguntó a Rubio cómo iba a defender los derechos de los «no creyentes» si es elegido presidente en 2016.

Esta fue la respuesta del candidato: “Tienes el derecho de creer lo que quieras, tienes derecho a creer en nada en absoluto. No puedo obligarte a ser cristiano. Ser cristiano es algo voluntario y la salvación es un regalo de Dios para el que lo quiera recibir. No se puede forzar a la gente. Repito, tienes derecho a creer en lo que quieras. Ahora, yo voy a compartir mi fe siempre, porque ella ha influido en mi vida y me ha hecho quien soy».

Rubio insistió en que su fe es la “única gran influencia” en su vida y ha añadido que los «no creyentes» no deben preocuparse por la influencia que la religión tiene en su toma de decisiones: “No debes estar preocupado porque mi fe influya en las decisiones si soy electo. Ahora si te explico lo que mi fe me enseña, puede que cambies de opinión. ¿Sabes lo que mi fe me enseña? Mi fe me enseña que tengo la obligación de cuidar de ti y de todos, mi fe me enseña que tengo la obligación de amar a mi prójimo, mi fe me enseña a extender la mano al hambriento y a ofrecer que vestir a quien no tiene. Mi fe me enseña que tengo la obligación de que si quiero servir a Jesús, tengo que servir a otros. Creo que deberías esperar que mi fe me influya».

Sin embargo Rubio prometió que todos los estadounidenses no serán coaccionados a violar sus creencias y convicciones: “También vamos a tener un país donde nadie se vea obligado a violar su conciencia, lo que significa que nadie va a obligarte a creer en Dios. Pero, nadie va a obligarme a dejar de hablar de Dios”, afirmó Rubio, que prosiguió: “Yo no voy a obligarte a orar. No voy a obligarte a ir a la iglesia. Yo no voy a obligarte a abrazar las creencias que no tienes. Pero nadie me va a quitar mi derecho a vivir las enseñanzas de la palabra de Dios».

La libertad de religión y de expresión están protegidos por la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos y con base en ello Rubio explicó que los Padres Fundadores entendieron que todos los derechos fueron dados por el Creador. “Esta nación fue fundada en el principio de que nuestros derechos provienen de nuestro Creador», afirmó el candidato cristiano. “Es por eso que es importante para nosotros entenderlo y vamos a proteger los derechos de los estadounidenses para que continúen creyendo en ello”, concluyó el experimentado político.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: