Cristianos comparten la Biblia en los lugares más peligrosos de México

Gracias a la ayuda de una mujer valiente, cientos de biblias llegan a los lugares más peligrosos de México, salvando almas para Cristo.

Pascuala desde muy joven fue una seguidora de Cristo. Sin embargo, a su corta edad fue atacada por extremistas indígenas. En aquella época, miles de cristianos fueron expulsados de la región de Chiapas, estado de México, y entonces formaron un ministerio llamado Betania, que existe hasta hoy. Pascuala es líder del grupo junto con su esposo.

A lo largo de este tiempo, Dios la bendijo y 16 iglesias fueron fundadas. Asimismo entregan Biblias en algunas áreas más peligrosos del estado de Chiapas. «Siempre somos detenidos por los ‘zapatistas’, un grupo indígena mexicano, y ellos nos preguntan si tenemos armas en las cajas, con la esperanza de poder aprovecharlas. Pero, cuando nosotros las abrimos y ellos ven las Biblias, nos dejan seguir adelante», cuenta Pascuala. Además de esto, el ministerio Betania mantiene estudios bíblicos que son importantes para el crecimiento espiritual de los participantes y ayuda a las mujeres que fueron víctimas de la persecución a realizar actividades para el sustento de sus vidas, entre ellos están los marcadores de Biblia y diversas manualidades e ítems artesanales.

Sin duda es una labor asombrosa que aunque hayan pasado los años, Pascuala y su esposo continúan luchando por su fe y llevando salvación a muchas vidas. Así como su hermana que a pesar de ser anciana junto a su marido enfermo, consiguen cuanto material sea necesario para seguir predicando el evangelio. Fuente: Impacto evangelístico

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: