Cristiano Michael Oher, inspirador de «The Blind Side», a su segunda Super Bowl

«The Blind Side» de 2009 («Un sueño posible» -título en español-) narra la inspiradora historia real de Michael Oher, entonces defensa del equipo de fútbol americano Baltimore Raven.

Vivió en la indigencia tras nacer en una familia junto a once hermanos con una madre adicta al crack y un padre presidiario que fue asesinado. Su vida fue reflejada en la película «The Blind Side», protagonizada por Sandra Bullock, protagonización que le hizo ganar un Oscar y un Globo de Oro. En la película se muestra cómo Sean y Leigh Anne Tuohy, una adinerada pareja cristiana evangélica, adoptan a Oher cuando éste era un niño negro abandonado de la calle.

Oher luego también abrazó la fe cristiana, y creció para ser una estrella del fútbol llegando a jugar a la liga profesional NFL. En su perfil de twiter (@MichaelOher), su lema es “Adonde el Señor me lleve!!” (Where ever the Lord takes me!!) Su papel defensivo en el equipo es guardar el ángulo ciego o ángulo muerto del quaterback, de ahí el nombre de la película: “El ángulo ciego” en castellano («The Blind Side»). Se trataba de un drama de poco presupuesto basado en hechos reales que triunfó sorpresivamente en la taquilla americana.

Los Baltimors Ravens le seleccionaron en el puesto número 23 del Draft de 2009, firmando un contrato de 5 años y 13,8 millones de dólares. Pronto comenzó a ser importante dentro de la trascendencia que suele tener un «tackle derecho» (jugador que suele interceptar a los rivales para liberar al quarterback) y en 2013 acabó ganando su primera Super Bowl, tras derrotar a los San Francisco 49ers.

Después de firmar un contrato de cuatro años y 20 millones con Tennessee Titans, su carrera se vino abajo y cuando nadie pensaba que volvería a la primera línea del fútbol americano, regresó a ser feliz en Carolina, cuando firmó un contrato de dos años el pasado 5 de marzo con los Panthers. El próximo domingo siete de febrero tendrá la oportunidad de levantar su segundo trofeo Vince Lombardi en Santa Clara.

«THE BLIND SIDE»

Aunque la película no lleva un mensaje cristiano directo o explícito, sí lo hace de manera implícita, y conecta especialmente con esta audiencia, aunque el hecho de tratarse de fútbol americano y del conflicto racial blanco-negro aleja su contenido de los gustos deportivos y la cultura latina. En sus primeros nueve años Michael estuvo inscrito en once escuelas y apenas había pisado un aula. Era un niño de la calle, que dormía en ella y que prácticamente era analfabeto. Michael Oher allí era un niño grande, raro y sin cultura alguna, que vagabundeaba por las aulas siempre vestido con la misma ropa. Su vida comenzó a cambiar en 2002. Con 16 años, el padre de un amigo suyo le apuntó a la Briarcrest High School, una escuela de Memphis, donde conocería a las dos personas que marcaron un punto de inflexión en su vida.

Primero fue Sean Tuohy, dueño de una cadena de restaurantes el que le abrió una cuenta en el bar del colegio y después fue su esposa Leigh Anne Tuohy, la que le acogió en su casa como uno más de sus hijos. Eso le cambió la vida. En la película se ve cómo la familia protagonista lleva a sus hijos a una escuela evangélica y utiliza un versículo bíblico como lema. Sandra Bullock explicó que inicialmente estaba reacia a hacer el papel de Leigh Anne, la madre que acoge a Michael, pues tenía un concepto negativo de los cristianos. «La gente lo usa (el cristianismo) como una etiqueta, pero luego no hacen lo correcto», expresó la actriz. Sin embargo, Bullock cambió de parecer: «Siento que finalmente encontré a alguien que practica, pero no predica. Ahora tengo fe en quienes dicen tener fe».

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: