Diez formas de aprovechar la presencia de tu iglesia en Instagram

Instagram es una de las mejores herramientas sociales para iglesias que quieren comunicar todo acerca de su ministerio.

Si no estás usando ya Instagram en tu iPhone, o Android, puedes descargártelo gratis desde las App stores de Apple o GooglePlay.

Utilizar Instagram es simple, pero hay unas cuantas cosas que debes tener en cuenta si quieres sacar los máximos resultados de la actividad de tu iglesia en Instagram.

  1. Comparte las imágenes en todas tus redes sociales: Cada quien tiene sus propias preferencias para seguir tus contenidos. Unos prefieren Twitter, otros prefieren Facebook. Otros visitan tu sitio web. Otros esperan tu newsletter semanal.
  2. Sincroniza Instagram con todos tus perfiles sociales: Esto incluye la página de Facebook de tu iglesia, ¡no sólo tu perfil personal! Para más información chequea las instrucciones de Instagram. Antes de postear una foto, asegúrate de que has seleccionado por defecto la página o perfil adecuado de Facebook para esa foto en concreto.
  3. Diversifica tu álbum: Fotos de las reuniones, pruebas de sonido, oración previa, visitas de tu pastor a otra ciudades, sesiones de composición hasta altas horas de la noche con los grupos de alabanza, frases del predicador del domingo con diseño, la puesta de sol desde la ventana principal de tu iglesia, etc.
  4. Postea series de fotos: Es divertido postear una serie completa de fotos relacionadas entre sí en el plazo de un mes o dos, y eso mantiene a tus seguidores pendientes y volviendo a por más. No necesitas ser religioso y serio. Cualquier cosa que parezca divertida.
  5. Usa hashtags: Etiqueta tus imágenes con hashtags. Esto agrupa tu foto con las de otros usuarios (o con imágenes tuyas con el mismo hashtag) relacionadas con la tuya en una única categoría.
  6. Pon tus fotos de Instagram en tu blog o website: Puedes usar API de Instagram o un servicio de terceros para poner tu galería de fotos de Instagram en tu propia web.
  7. Minístrales: Trata por lo menos una vez a la semana, enviar imágenes con frases, versículos bíblicos o cualquier cosa que pueda reforzar el mensaje del domingo pasado, usando hashtags como: #DiosTodoLoPuede #JesúsEsMiGuia
  8. Los comentarios pueden mejorar o empeorar la imagen: Un poco de contexto puede llegar muy lejos, y puede convertir una mala foto en algo hilarante, atractivo o que valga la pena compartir. Intenta ser claro y breve. Por ejemplo, “Preparándonos para nuestro congreso”
  9. No te quiebres la cabeza: Haz una foto, añade un filtro y postéala. No te pases 20 minutos buscando la foto perfecta o preocupándote por las opciones de filtro. Cuanto mejor te lo pases, más se notará en tus imágenes.
  10. Pide a tus seguidores que te ayuden: Que tus seguidores también hagan fotos. Pero no te limites a pedirles que hagan fotos solo de la iglesia. Inclúyelos a ellos también. Que hagan fotos de ellos mismos en las reuniones, mostrando las instalaciones, Oh, ¡y que pongan el nombre de la iglesia al etiquetar las fotos! Fuente: Tecnoiglesia

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: