Tomar sol ayuda a evitar el envejecimiento prematuro de huesos

Tomar el sol no solo es placentero, sino que también evita el envejecimiento prematuro de nuestros huesos. Con las precauciones debidas, el sol es la fuente más importante de vitamina D para nuestro organismo y hace que nuestros huesos envejezcan de la forma más saludable posible, según una investigación publicada en la prestigiosa Science Translational Medicine.

La vitamina D es fundamental para que la calidad de nuestros huesos sea la mejor posible a medida que envejecemos.

Vital en la biología del hueso, las personas obtenemos la vitamina D en una proporción del 90% por la radiación solar, y en el 10% por la dieta: pescados grasos (arenque, salmón, caballa), en la yema de los huevos, carne y en algunos alimentos reforzados (algunas leches, zumos, cereales, etc.).

Y, contra todo pronóstico, los habitantes de países cálidos, no tienen los niveles correctos de la vitamina. De hecho, se estima que es el déficit nutricional más frecuente entre las personas mayores y algunos estudios, como el Estudio Internacional sobre Asma y Alergias en la Infancia (Isaac), sugieren que también la deficiencia de vitamina D es frecuente entre la población infantil, especialmente en algunas zonas del norte de España.

Pero no se trata de exponernos más horas al sol. Es cierto, dice el epidemiólogo Alberto Peña, que no se toman las horas de sol necesarias, incluso en las zonas en las que hay más luz solar. “Y tomar el sol, con precauciones, es beneficioso, porque es muchas veces la única forma que tienen los niños de sintetizar la vitamina D, ya que a través de la alimentación se absorbe en muy poca cantidad”.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: