Pasajero cristiano es desalojado de avión en Londres al confundírsele con terrorista

Ocurrió en el aeropuerto de Luton (Londres) hace una semana y ha sido una de las noticias más comentadas en el Reino Unido en los últimos días. Laolu Opebiyi, de 40 años de edad, residente en Londres y de origen nigeriano, usaba su smartphone mientras esperaba el despegue del avión de Easyjet que debía llevarle a Amsterdam. Mientras escribía un mensaje personal en un grupo llamado “ISI prayer” (siglas de ‘Iron Strenghtens Iron’, en castellano: ‘Hierro con hierro se afila’, en referencia a Proverbios 27:17), el pasajero sentado a su lado miraba su pantalla y creyó ver un mensaje relacionado con el ISIS o Estado Islámico (Daesh).
Tras avisar a un miembro de la tripulación, Opebiyi fue obligado a salir del avión por agentes de seguridad del aeropuerto. Se le requisó el móvil, obligándole a revelar la contraseña del dispositivo para visualizar los mensajes. Al llegar la policía, el pasajero fue interrogado sobre su fe, la asistencia a servicios religiosos, y otras cuestiones. Cuando las autoridades comprendieron que Opebiyi no representaba una amenaza, el pasajero trató de volver al avión, pero el piloto decidió negarle el acceso. No fue hasta tres horas después que Opebiyi pudo embarcar, en otro avión a Holanda.
“ME PREGUNTARON A QUÉ IGLESIA ASISTO”
“Me preguntaron a qué iglesia asisto y desde cuándo”, explica el pasajero, de fe cristiana, sobre el interrogatorio. “También me preguntaron si alguna vez he pensado en cambiar de religión y les dije que no”. Incluso les enseñó la Biblia que llevaba en el equipaje. “El pasajero junto a mí no me conocía de nada, y en dos minutos ya me estaba juzgando”, explicó Opebiyi al diario The Guardian. “Aún si, yo fuera musulmán, la forma en la que se me trató fue muy injusta. No creo que nadie, tenga la fe que tenga, debería ser tratado de esta forma. Si seguimos cayendo en este tipo de miedo irracional, me atrevo a decir que los terroristas habrán conseguido su objetivo”, afirmó Opebiyi.
La humillación para el pasajero, que es analista empresarial, no terminó ahí. Ya de nuevo dentro del aeropuerto y clarificado el malentendido, Opebiyi tuvo que escuchar como otros pasajeros que también habían abandonado el avión decían a empleados de Easyjet que no viajarían en otro vuelo si él estaba a bordo.
MALENTENDIDO ACLARADO: ¿MÁS PROBLEMAS?
Las consecuencias incluso fueron más allá. Unos días después al volver a Londres, Opebiyi tuvo problemas con el control electrónico de pasaportes y tuvo que pedir la asistencia de un oficial de inmigración. Aunque no puede demostrarlo, teme que podría formar parte, ahora, de un archivo de ciudadanos bajo sospecha.
“Alguien creyó que yo era un terrorista porque vieron la palabra ‘oración’ en mi teléfono, y ahora tengo incertidumbre sobre mi libertad de movimiento dentro y fuera del Reino Unido”, lamentó el infortunado cristiano.
EASYJET: DECISIÓN FUE “MEDIDA PRECAUCIÓN”
La compañía aérea Easyjet zanjó el tema con un comunicado: “Easyjet puede confirmar que, tras la preocupación que levantó entre los pasajeros, el capitán del vuelo EZY2151 de Luton a Amsterdam el día 25 de febrero pidió la asistencia de las autoridades, que tomaron la decisión de desembarcar al pasajero e interrogarle”. Dado que “la seguridad de nuestros pasajeros y tripulación es una máxima prioridad”, se tomó, justifica la compañía, “esta medida de precaución. Quisiéramos pedir disculpas por cualquier inconveniente causado al pasajero”, concluyó la compañía.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: