Evangélicos llevan pan y la palabra de Dios a Ucrania

Un grupo de misioneros evangélicos lleva pan y las Sagradas Escrituras a Maryinka, Ucrania, un lugar no solo de guerra sino también donde se salvan almas.

Mientras que la guerra continúa, cerca de 6.000 civiles, entre ellos 350 niños, permanecen en Maryinka, dos escuelas siguen funcionando, pero los jardines de infantes están cerrados. Los residentes deben cargar leña mientras esperan en los sótanos la distribución de los bienes y el pan.

La lucha se oía desde la mañana, el ministro Yevgeny Medvedev, levantó las manos y dijo “oremos”. La velocidad de la expansión del evangelio en la zona es nueva, encontrar una religión siempre es más fácil en una guerra pues cuando la gente teme se acerca más a Dios.

Los misioneros establecieron puntos de distribución de ayuda en conjunto con las iglesias en diez ciudades de la frontera ucraniana, según Sergei Kosyak, líder del Centro de Ayuda Cristiana de la Iglesia de la Transfiguración. Algunas de las personas que asisten a los servicios fueron bautizados.

Kosyak formó una congregación de 70 personas, con una panadería, un coro y diversos servicios, como la entrega de leña. «El odio divide, el amor une, no quiero que la gente pierda a Dios.» manifestó Medvedev. Fuente: Impacto evangelístico

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: