En acto masivo, líderes cristianos brasileños imploran a Dios por su país

BRASIL.- Alrededor de 100 líderes cristianos de diferentes denominaciones, más artistas y políticos se reunieron en la capital brasileña de Brasilia para celebrar un culto público llamado «Acto profético en favor de la nación».

La iniciativa del Ministerio Victoria en Cristo convocó a los cristianos de Brasil para clamar y creer que Dios va a cambiar la historia del país definitivamente.

Varios pastores intercedieron por el país, leyeron versículos y otros hicieron profecías sobre un cambio drástico en la dirección de la nación. Todos invitaron a la Iglesia a continuar clamando al Señor, pues la situación política y social continúa tensa.

Cantantes góspel como Nani Azevedo, Fernandinho, Cassiane y Fernanda Brum, condujeron a la multitud presente a momentos de adoración.

«La palabra que Dios tiene para la nación es el arrepentimiento, la transformación y la redención», dijo Brum al Portal Gospel Prime.

Por su parte, Azevedo indicó que el cambio debe ser espiritual. «Seguramente es que Dios está revelando toda la corrupción para limpiar Brasil y el uso los políticos», subrayó el cantante.

No hubo mención de nombres de políticos, aunque decenas de diputados, un ministro del gobierno y un senador estaban presentes en el evento.

«El acto está a favor de Brasil, no está a favor del gobierno», ha aseverado Malafaia ante la multitud. Con un tono profético en sus palabras, dijo: «¡Será expuesto el espíritu de mentira! Vamos a declarar que este país no va a fallar. Dios traerá prosperidad nuevamente a nuestro país». Un amén casi al unísono se escuchó en lugar de la actividad.

Entre los miles de personas que estaban en la audiencia, podían verse pancartas y carteles con lemas que hacían referencia a los valores cristianos, a menudo atacando en la arena política. «A favor de la familia tradicional», «No a la sexualización de los niños» y «Fuera a la ideología de género» eran algunos de ellos.

Desde el público, se hizo evidente que existe una gran expectativa para un cambio no sólo en lo económico sino también en lo moral. En los últimos años, el gobierno marxista de la presidente Dilma Rousseff estaba intentando promover leyes de aborto, de matrimonio entre personas del mismo sexo y muchas otras más, que pusieron a los líderes religiosos en contra de ella. Los evangélicos son más de 30% de la población.

Para la mayoría de los líderes presentes, el éxito del acto es una cuestión de fe. Existe una expectativa de un cambio fuerte pues temían que en Brasil pasará lo mismo que en Venezuela y Argentina, un desempleo alto y gran crisis económica. Ellos creen que fue necesario «tomar una posición» en el mundo espiritual y que la población del país entienda eso.

«El reino de Dios no se va a instalar en la tierra, pero debe influir en todo: la diplomacia, la política, la ciencia, las artes, la cultura… La Iglesia a menudo trata al ser humano sólo como espiritual. Digámoslo aquí nuestro país no vamos a sucumbir a la corrupción o el caos social. Tenemos la autoridad espiritual a profetizar sobre la nación», dijo Silas Malafaia a la redacción de Gospel Prime.

 

FUENTE: www.MundoCristiano.tv

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: