En Pakistán: Mujer cumple siete años en prisión por su fe

Desde hace siete años, Asia Bibi, una madre cristiana está en la cárcel en Pakistan por profesar su fe en Jesús. La mujer fue condenada a muerte por defender su fe. La medida obedece al cumplimiento de la ley de blasfemia del país.

«Tengo una fuerte fe y creo que mi madre va a estar fuera de la cárcel pronto», dijo Isham, una de las dos hijas de la mujer a CBN News.

Por su parte, el esposo de Asia Bibi, Ashiq dijo que si bien estos siete años han sido difíciles, él tiene fe en que su esposa será liberada. «Todavía creo que será liberada pronto», añadiendo que «confía mucho» en las oraciones y peticiones de liberación firmadas por cerca de 700.000 personas de todo el mundo.

Pero a pesar de las firmas que respaldan la liberación, Asia sigue en prisión y su esposo, Ashiq, teme por su vida. «Ella está en peligro debido a que muchas organizaciones islámicas y clérigos siguen exigiendo que sea ahorcada», explicó.

Confinada en una pequeña celda de prisión en Multan, Pakistán, Asia prepara sus propias comidas por temor a que los islamistas radicales pueden intentar envenenarla. También limpia su propia celda para limitar el riesgo de contacto directo con el personal de la prisión que quieran hacerle daño.

Extremistas islámicos también han amenazado a su familia, lo que obligó a cambiar su vivienda. Esto hace que sea difícil para las niñas socializar y mantener relaciones duraderas. Hasta ahora, los intentos para conseguir la liberación de Asia se han visto frustrados. Hace aproximadamente un año, el máximo tribunal de la nación cuestionó la evidencia en contra de ella y anuló su sentencia de muerte. El tribunal ordenó una nueva investigación, pero la acción se ha retrasado.

Eso es debido a la detención y muerte por ahorcamiento del asesino Mumtaz Qadri. El islamista radical abatió a tiros al gobernador de Punjab Salaman Taseer, quien pidió la ley de blasfemia de Pakistán fuera abolida después de visitar a Asia en prisión. Islamistas llenaron las calles después de que el gobierno finalmente ejecutara a Qadri bajo las leyes antiterroristas del país.

Wilson Choudhry dirige cristianos paquistaníes británicos y dijo que hubo una gran reacción en el momento. «Hubo protestas en todo el país. Había una multitud fuera de los edificios del gobierno hasta que el gobierno canceló todas las propuestas de reformas para cambiar la ley de blasfemia de Pakistán y ellos pidieron por la ejecución inmediata de Asia Bibi bajo su condena de muerte”, recordó.

Joseph Francis, director del Centro de Ayuda Legal, Asistencia y Conciliación dice que es muy fácil acusar a alguien de blasfemia en Pakistán, y los casos han aumentado cada año desde el 11 de septiembre.»En Pakistán, no hay justicia porque el tribunal es muy sesgado», dijo Francis.

Mientras tanto, más cristianos como Asia Bibi se enfrentarán a falsas acusaciones de blasfemia y a la probabilidad de consumirse en la cárcel.

Fuente: www.MundoCristiano.tv

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: