Miami-Dade tendrá una oficina de asuntos de condominios

Kennia Espinoza


El legislador José Félix Díaz, informó que Legisladores del Sur de la Florida debaten sobre abrir una oficina de condominios en Miami-Dade, donde trabajen en conjunto representantes de la entidad estatal que regula ese tipo de viviendas, la Fiscalía y la policía.

Aunque Miami-Dade es el condado con el mayor número de viviendas de condominios de la Florida, y el que más quejas produce, ni el Defensor de los Propietarios ni la División de Condominios del Departamento de Regulaciones de Negocios y Profesionales (DBPR) cuentan con una oficina en el área del gran Miami.

La oficina más cercana, donde opera un representante del Defensor de Propietarios o Ombudsman, se encuentra en el Condado Broward, sobre la 1400 W Commercial Boulevard. La falta de presencia de esta entidad en Miami-Dade es algo que han criticado residentes de condominios y los legisladores estatales.

Algunos propietarios también han dicho que cuando tratan de conseguir la información sobre sus derechos y los formularios para presentar quejas, son referidos a la página web del DBPR.

“Hay tantas leyes pero nadie las está cumpliendo y no hay nadie para castigar a los que no cumplen la ley”, dijo Díaz. “Así que parte de lo que hemos planteado como una propuesta es coger el dinero que están pagando los propietarios a Tallahassee, invertirlo aquí y crear una oficina donde el DBPR, el fiscal y la policía trabajen juntos”.

Díaz hizo las declaraciones durante un seminario enfocado en los derechos y las responsabilidades de los propietarios de condominios, que su oficina organizó en la biblioteca pública West Day Regional Library, al que asistieron unas 150 personas.

Los legisladores de la Delegación Dade planean pedir que el dinero del llamado Fondo de Condominios sea utilizado para defender a los propietarios, como era su intención original, y así poder crear la oficina en Miami-Dade, dijo Díaz. El fondo recibe $4 al año por cada apartamento de condominio — hay alrededor de 1.6 millones de unidades en la Florida. Pero por años el estado ha destinado parte de ese dinero a otros asuntos.

Anteriormente, las agencias locales de Policía decían a los residentes que sus quejas no son de carácter criminal y deberían ser tratadas por el DBPR o en la corte civil. Actualmente la Policía condal cambió su política para registrar quejas de presuntos delitos cometidos en condominios, y abrió una investigación.

Fuente:www.miamidiario.com

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: