Científicos informaron que la capa de ozono comenzó a recuperarse

María Gabriela García
El Globo News


Recientemente la revista Science reportó que el orificio de ozono sobre la Antártida ha disminuido en tamaño gracias a la intervención humana.

Este orificio fue identificado como un problema a mediados de la década de 1980 cuando se descubrió que los llamados gases de clorofluorocarbono o CFCs que se utilizaban en refrigerantes, sprays de todo tipo, espumas, entre otros productos, desgastaban el ozono que nos protege de la radiación solar ultravioleta evitando el cáncer de piel.

Es por ello que desde entonces los gases fueron desincorporados, poco a poco, hasta dejar de usarse, gracias a la aprobación del Protocolo de Montreal, de 1987.

Susan Solomon, experta en química atmosférica del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), expresó que era una gran sorpresa la recuperación del orificio de ozono: “No creí que sucediera tan pronto”, señaló.

Usando una combinación de medidas de satélite, instrumentos de tierra, y globos científicos, los expertos han determinado que desde el año 2000, el orificio se reduce en los meses de septiembre hasta 4 millones de kilómetros cuadrados.

“El hecho de que hayamos tomado una decisión global de hacer algo diferente, y que el planeta haya respondido a esto, no puede dejar de ser más que alentador”, dice Solomon.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: