En Rusia nueva ley prohíbe evangelización

Los principales órganos legislativos de Rusia, la Duma y el Consejo de la Federación, se muestran a favor de restringir la evangelización cristiana. Las nuevas leyes prohíben todas las formas de proselitismo fuera de los templos, incluyendo la predicación y la distribución de literatura.

Sin duda alguna esto afectará el trabajo misionero, así como las actividades evangelistas al aire libre. La nueva ley contempla multas equivalentes a 775 dólares para un individuo, y hasta más de 15 mil dólares para una organización. Pero si el delito es cometido por un extranjero, será deportado.

Las medidas se consideran las más restrictivas de la historia post soviética de Rusia. La propuesta por la diputada Irina Yarovaya, del partido Rusia Unida, dice que la iniciativa fue de la Iglesia ortodoxa, la religión oficial de la nación.

Con el nombre oficial de “leyes de vigilancia y antiterrorismo” el supuesto objetivo es la restricción del crecimiento del islamismo, sin embargo, esta ley se extiende a todas las demás creencias.

De acuerdo con Frank Goble, experto en cuestiones religiosas y étnicas en la región, la identidad nacional rusa ha sido promovida por Vladimir Putin desde el inicio de su gobierno. Ahora, el veto del presidente sólo cambiaría las decisiones del legislador, lo que parece poco probable.

Para el Pastor Sergey Rakhuba, presidente de la Misión de Eurasia, el anuncio generó preocupación en las siete denominaciones autorizadas para operar en el país. Los evangélicos rusos están a menos del uno por ciento de la población. Ellos están llamando a la comunidad cristiana en todo el mundo a orar para que Dios “pueda intervenir milagrosamente en este proceso”. Si no es así, Rakhuba dice que ellos están preparados: “Incluso si se aprueba la ley, no nos impide amar y compartir nuestra fe. La Gran Comisión no aplica para los tiempos en que haya libertad”.

La Asociación de Iglesias Protestantes de Rusia emitió una carta abierta en la cual se queja de la violación de la libertad religiosa y de conciencia personal que Rusia goza desde el fin del régimen comunista.

Desde el 2012 está en vigor en Rusia la ley “agente extranjero”, que proporciona un control total al gobierno sobre las actividades de cualquier liderazgo religioso del extranjero. Los misioneros extranjeros tienen dificultades para obtener visas. Cuando pueden, deben enfrentarse a una burocracia compleja y están sujetos a auditorías y restricciones en sus actividades. Desde entonces, la presencia de las ONG’s religiosas se ha reducido en un tercio, según las estadísticas oficiales. Fuente:www.mundocristiano.tv

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: