Iglesia colombiana participará en la reedificación de la paz de su país

Kennia Espinoza


La iglesia cristiana de Colombia quiere participar activamente en el proceso de reedificación y paz de la nación neogranadina, luego de que en La Habana se firmó un acuerdo para el cese al fuego y dejación de armas.

El fin del conflicto armado, desatado hace más de 50 años, ha llegado a su fin.

“Hoy es un día histórico para nuestro país, después de más de 50 años de enfrentamientos, muertes, atentados y dolor, hemos puesto un punto final al conflicto armado con las FARC”, dijo Juan Manuel Santos, presidente de Colombia.

En tal sentido, Santos felicitó a Rodrigo Londoño Echeverri, conocido como ‘Timoleón Jiménez’, ‘Timochenko’ o ‘Timochenco’ y le entregó el implemento de escritura fabricado con balas de fusil, afirmando que “las balas escribieron nuestro pasado, pero la educación escribirá nuestro futuro”.

Por su parte, pastores y líderes cristianos de Colombia se han manifestado después de esta histórica hazaña, entre ellos el pastor Héctor Pardo, quien señaló que “es un buen paso, iniciando nos alegramos que se den pasos en esa dirección, porque Jesús dijo: ‘Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios’. Pero la paz no se firma nunca, nos han polarizado diciendo que quien no esté de acuerdo con lo que se esté haciendo allá, ciento por ciento es enemigo de la paz. Eso es una manipulación, porque la paz no se firma, la paz se realiza, la paz se produce”.

Otro pastor, Eduardo Gómez, indicó que “la patria lo requiere y tenemos las buenas nuevas, somos embajadores en el nombre de Cristo y somos agentes de reconciliación”.

Pardo destacó que “estamos haciendo una propuesta para que el Consejo Evangélico de Colombia lo pueda socializar e invitar a líderes nacionales para que hagamos una expresión, digamos una posición en cuanto a la reedificación de nuestra nación”.

Mientras tanto, la Iglesia colombiana continuará orando por este proceso de paz, aunque no todos estén a favor, la Iglesia tiene presente que lo más importante ante estos episodios es la oración de un pueblo cristiano.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: