En Arabia Saudita se registraron explosiones cerca de mezquita y Consulado de EE.UU.

Kennia Espinoza


Dos explosiones se registraron ayer, cerca de una mezquita en la oriental ciudad saudita de Qatif, y luego un atacante suicida se inmoló cerca del consulado de Estados Unidos en Jeddah, en la costa del mar Rojo.

El ataque suicida causó al menos cuatro personas muertas, según reportes preliminares. La primera explosión destruyó un automóvil estacionado cerca de una mezquita de Qatif, minutos después vino una segunda detonación, provocada por otro atacante suicida.

Testigos aseguraron que los restos del cuerpo del atacante quedaron esparcidos tras la deflagración, ocurrida en la mezquita de un barrio comercial de Qatif, habitada principalmente por chiítas, una minoría musulmana en Arabia Saudita.

Las detonaciones dejaron dos agentes de seguridad heridos cerca del Consulado de Estados Unidos en la ciudad de Jeddah, informó el Ministerio saudí del Interior.

El portavoz del ministerio saudí del Interior, Mansur al Turki, explicó en un comunicado que la explosión ocurrió en el estacionamiento del hospital Doctor Suliman Faqir, situado frente a la delegación diplomática estadounidense. El agresor detonó el cinturón de explosivos que llevaba adosado al cuerpo cuando agentes de seguridad del hospital se acercaron a él al considerar sospechosa su conducta.

Asimismo, agregó que ya han comenzado las investigaciones para determinar la identidad del suicida. El responsable de seguridad explicó en declaraciones a medios saudíes que el atacante fue un extranjero residente en el país, pero no ofreció más detalles sobre su nacionalidad.

Hasta el momento se desconoce cuál era el objetivo del suicida, pero de ser el consulado estadounidense, se trataría del primer intento firme de ataque contra objetivos extranjeros en años en Arabia Saudí. El ataque tuvo lugar a primeras horas del 4 de julio, cuando Estados Unidos celebraba el día de la Independencia, una de las festividades más importantes del país.

En tal sentido, un portavoz del Departamento de Estado de EEUU dijo a Efe que está en contacto con las autoridades saudíes para conocer cualquier novedad sobre lo ocurrido. El consulado ya fue escenario de un ataque de radicales islamistas en diciembre de 2004, en el que murieron 9 personas, ninguna de ellas estadounidense.

Arabia Saudí ha sufrido varios ataques terroristas desde que el grupo yihadista Estado Islámico (EI) la situó entre sus objetivos en noviembre de 2014.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: