La vitamina C y sus beneficios

María Gabriela García
El Globo News


La vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, ayuda a las células del cuerpo a crecer y mantenerse saludables, sobre todo a los huesos, dientes y vasos sanguíneos. Además es importante para combatir las infecciones, ayuda a la absorción del hierro y reduce los niveles de colesterol y triglicéridos.

Los seres humanos no tenemos la habilidad de crear vitamina C en nuestro cuerpo, y es por ello que debemos tomarla de los alimentos.

A continuación detallamos algunos de los beneficios que proporciona este nutriente:

Ayuda al cuidado de la piel: Ha sido utilizada desde hace mucho tiempo en el tratamiento contra los problemas de la piel, ayuda a reducir las arrugas y mejora la elasticidad de la piel. Además de proteger la piel de los rayos UV.

Ayuda a sanar las heridas: Es esencial para la correcta producción de colágeno, una proteína presente en los tejidos conectivos del cuerpo, por lo tanto es útil para curar y cicatrizar heridas.

Te protege de los efectos nocivos del estrés: Ella desempeña un papel importante para proteger al cerebro y al sistema nervioso de los efectos nocivos del estrés.

Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares: Tiene una propiedad antioxidante excelente, elimina los radicales libres que pueden causar daño a la pared de las arterias y aumentar el riesgo de enfermedades del corazón y derrame cerebral. Además, reduce el colesterol y mejora el flujo sanguíneo, lo que también ayuda a prevenir enfermedades del corazón.

Regula los niveles de azúcar en la sangre: La vitamina C ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre y también protege contra las complicaciones de la diabetes.

Reduce el desarrollo de trastornos neurológicos: Un estudio alemán descubrió que los niveles sanguíneos de vitamina C, beta-caroteno y el licopeno se fueron extremadamente bajos en pacientes con demencia leve. Esto sugiere que el aumento de los niveles de vitamina C puede ayudar en la reducción de la progresión de la demencia y otras enfermedades neurológicas como la enfermedad de Alzheimer (EA).

Podría proteger del enfisema provocado por el tabaco: La vitamina C podría proteger del enfisema pulmonar, una enfermedad crónica provocada en la mayoría de los casos por el consumo de cigarrillos. La vitamina C proporciona protección contra el daño pulmonar en el enfisema provocado por el tabaquismo y lo hace al neutralizar los oxidantes del humo del tabaco responsable del daño en las proteínas de los pulmones.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: