En Bélgica: Ancianato cristiano es multado por no practicar la eutanasia

Kennia Espinoza


Un hogar de ancianos cristiano, en Bélgica, fue multado por negarse a ayudar a una anciana enferma en fase terminal, a acabar con su vida. La paciente solicitó la muerte asistida con una inyección letal, pero el hogar de ancianos se negó a esta petición evitando que el médico le administrara la inyección.

La información fue dada a conocer por The Catholic Herald. Al parecer luego de que la paciente murió, su familia demandó al hogar de ancianos por hacer que su madre «sufriera física y mentalmente de manera innecesaria».

Una corte federal del país europeo ordenó al hogar de ancianos pagar más de 6 mil dólares por su negativa ante dicha situación. Los jueces que presidieron el caso dijeron que «el hogar de ancianos no tenía derecho a rechazar la eutanasia sobre la base de la objeción de conciencia».

Según Sylvie Tack, el abogado de la familia,” Sólo un médico puede invocar la objeción de conciencia. Este es un precedente importante para toda la industria», dijo al diario belga Het Nieuwsblad.

Sin embargo, muchos creen que este caso no se trata de preservar la relación privada entre el médico y el paciente, sino de proteger la vida.

Bélgica legalizó la eutanasia en 2003 y tiene una de las leyes más permisivas sobre este tema en el mundo. El Journal of Medical Ethics informó el año pasado que la mayoría de los casos de eutanasia en Bélgica incluyó a pacientes que los “pusieron ilegalmente a morir», por los médicos, sin que dieran primero su consentimiento.

Fuente:www.MundoCristiano.tv

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: