El jugador de la NBA Jeremy Lin desea predicar el Evangelio de Jesucristo

Jeremy Lin, jugador estrella de los Brooklyn Nets de la NBA, declaró durante el Foro Económico Mundial en Tianjin, China, su deseo de predicar el Evangelio de Jesucristo en las partes más inaccesibles del mundo.

Jeremy Shu-How Lin nació el 23 de agosto de 1988 en Los Ángeles, California. Es un jugador de baloncesto estadounidense que pertenece a la plantilla de los Brooklyn Nets de la NBA. Con 1,91 m (6 ft 3 in) de estatura, juega en la posición de base. El jugador se graduó en 2010 en la Universidad de Harvard.

Lin es uno de los pocos jugadores estadounidenses de ascendencia asiática y el primero de ascendencia china o taiwanesa en la Historia de la NBA. El 1 de julio de 2016, según anunció el propio jugador, alcanzó un acuerdo con Brooklyn Nets para incorporarse a la franquicia neoyorquina como uno de sus fichajes estrella de este verano.

El basquetbolista, quien es uno de los prospectos más destacados de la principal liga de baloncesto de Estados Unidos, confesó que lo que más desea “es predicar a Cristo en países pobres».

Las declaraciones fueron emitidas la semana pasada durante un foro en la nación asiática: “Quiero llevar a Cristo en las zonas del mundo que no tienen acceso a la comprensión de quien Él es,” señaló. El atleta también habló sobre su deseo de invertir más en el trabajo social: “Los niños necesitados… creo que es algo muy cercano y querido para mí. Crecí con los niños que no fuimos a los juegos porque no tenían padres, o no dormían bien por la noche, escuchando disparos”, recordó.

Situaciones como éstas marcaron al atleta para alimentar el deseo de algún día ser capaz de ayudarles. “Cuando vi cómo mis compañeros estaban creciendo, pensé, si tengo una oportunidad, voy a hacer algo al respecto “, dijo.

Al ser consultado si fue víctima de prejuicios por sus orígenes, Lin respondió: “Aprendí a apreciar mi identidad, lo que soy para mí mismo, en contra de lo que la gente quiere que yo sea. Mucho de esto es debido a mi fe. Soy cristiano. Como siempre digo, mi identidad, por encima de todo, se originó en Cristo”.

Lin solicitó apoyo y respaldo de oración antes de iniciar su gira de conferencias por algunas ciudades de China. “Por favor, oren para que hable con amor, para ser dirigido por Cristo y para que todos quienes me oigan tengan un corazón abierto para escuchar el amor de Dios y responder dando sus vidas a él,” dijo.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: