En California sargento fue agredido por mencionar a Dios en su discurso

María Gabriela García
El Globo News


En la celebración de retiro de la Fuerza Aérea en California, el sargento Mayor Oscar Rodríguez, con 33 años de servicio, fue escogido para dar el discurso de la bandera de plegado y mientras lo realizaba, fue agredido y sacado a la fuerza del salón por cuatro pilotos uniformados por mencionar a Dios en su discurso.

Según las investigaciones, el discurso de la bandera de plegado es dado por los miembros del servicio militar y en eventos cívicos, incluyendo las ceremonias de retiro y tradicionalmente, se explican los colores, símbolos e historia de la bandera, así como se hace referencia a Dios, con las siguientes palabras:

“Oremos para que Dios ayude a nuestra nación en su intento de liberar al mundo de la tiranía, la opresión y la miseria. Damos honor a Dios como el Dios de los Estados Unidos de América”, cerrando el discurso de la siguiente manera: “Dios bendiga a nuestra bandera. Dios bendiga a nuestras tropas. Dios bendiga América”.

Para el 2005, el Pentágono bajo la administración de George W. Bush, cambió este discurso eliminando todas las referencias a Dios. Sin embargo, muchos miembros del servicio prefieren y siguen utilizando el tradicional discurso, solicitando que la versión antigua se dé en sus celebraciones de jubilación.

Pese a esta situación, muchos miembros no están de acuerdo con el mismo, motivo por el cual el Sargento Rodríguez fue víctima de tal agresión.

“Fue una de las experiencias más humillantes de mi vida. El hecho que la Fuerza Armada me sacara y arrastrara fuera del salón, simplemente porque mi discurso incluía la palabra Dios, es algo que nunca esperaba de nuestras fuerzas armadas”, expresó Rodríguez.

El Instituto Libertad, bufete de abogados más grande de Estados Unidos, dedicado exclusivamente a la protección de la libertad religiosa, tomó el caso legal del sargento. Mike Berry, director de asuntos militares del Instituto dijo: “El señor Rodríguez tiene el derecho constitucional a la libre expresión y la expresión religiosa, incluso en una base militar. El ejército rompió la ley y ha abusado de su poder. Esperamos que los responsables rindan cuentas”.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: