Aprueban nuevas regulaciones sobre calidad del agua en Florida

Con una votación de 3-2, la Comisión Reguladora de Medioambiente de Florida, aprobó nuevas regulaciones sobre la calidad del agua en los ríos y corrientes en el Estado, que aumentará el número de sustancias químicas.

“Desde 1992, no hemos actualizado estos parámetros, que son más beneficiosos que dañinos. El efecto práctico, es que la cantidad de toxinas que habrá en nuestras aguas no aumentará”, dijo Cari Roth, abogada de Tallahassee que representa a los reguladores de la comisión y ejerce como directora.

Sin embargo, la propuesta, que se basa en un método científico único creado por el Departamento de Protección Ambiental de la Florida (DEP), fue muy criticada por grupos ambientalistas que advierten que esta medida permitirá que se lancen cantidades peligrosas de químicos, en altas concentraciones, en las aguas de la Florida.

“Es inaceptable que Monte Carlo esté jugando con la seguridad de nuestros hijos”, dijo Marty Baum, miembro de Indian Riverkeeper, un grupo ambientalista del Condado Indian River.

Bajo la propuesta, señalan que los niveles de toxinas aceptables aumentarán en más de dos docenas los carcinógenos conocidos, y disminuirán los 13 elementos químicos que en la actualidad están regulados. Sin embargo, el DEP defendió la parte del plan que impondría nuevas reglas a otros 39 químicos que hoy día no se regulan, entre ellos dos carcinógenos.

“El departamento ha trabajado arduamente para crear reglas basadas en la ciencia y proponer criterios legalmente defendibles”, expresó Tom Frick, director de la División de Administración Ambiental y Restauración de la DEP.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA), organismo federal que deberá ahora aprobar las reglas que exige la Ley Federal de Aguas Limpias, antes de que entren en vigor, envió una carta al director de la EPA, donde le expresaban sus preocupaciones, y le pedían un período de comentarios públicos, con el fin de evaluar cuidadosamente cada criterio de salud propuesto.

La DEP defendió enérgicamente su propuesta, argumentando que lleva más de una década trabajando en el proyecto y que se vio obligada a crear un modelo consistente que pudiera defenderse en los tribunales.

Durante la audiencia, más de tres docenas de personas en representación de la tribu miccosukee, el Grupo de Conservación del Suroeste de la Florida, el Condado Broward, el Condado Martin, Médicos con Responsabilidad Social, y otros, expresaron sus preocupaciones. Muchos dijeron que protege entre 80% y 90% menos para la mayor parte de los químicos que las recomendaciones federales de la EPA.

Por su parte, el comisionado Adam Gelber de Miami, experto científico que representa los intereses técnicos y científicos en la comisión, se opuso a la regla, “Temo que haya un error fatal”, cuestionando la decisión de la DEP de aumentar los niveles que se permiten de bencina, un carcinógeno conocido.

En un inicio, la DEP propuso aumentar la norma de 1.18 partes por mil millones en las fuentes de agua potable de la Florida a tres partes por mil millones, pero después de una protesta pública, la agencia revisó su criterio y redujo el nivel a dos partes por mil millones. Las normas federales son de 1.14 partes por mil millones.
Fuente: El Nuevo Herald.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: