Estrellas de la NBA comparten valores cristianos en campamento de baloncesto

Jrue Holiday, el base de Pelicans de Nueva Orleans, y Justin Holiday, el alero recién adquirido por New York Knicks, se reunieron en su ciudad de origen Porter Ranch, California, específicamente en la Iglesia cristiana Shepherd, para ser los anfitriones de un campamento de baloncesto para atletas jóvenes de entre 5 y 16 años.

Los hermanos Holiday, estrellas de la NBA, han realizado esta misma actividad durante los últimos seis años, ya que creen que les ayuda a mostrar sus valores cristianos.

“Como jugadores de la NBA podemos impactar a estos niños, nos admiran. A Jrue y a mí nos encanta hacer el campamento todos los años”, expresó Justin.
“No sólo nos da la oportunidad de ser buenos ejemplos en la cancha de basketball, sino también de mostrar a los campistas la importancia de la fe y la familia de la iglesia”, agregó.

El campamento también ha destacado a otras estrellas de la NBA con un juego de celebridades que tiene lugar durante sus fiestas. En el juego del año pasado llevó a algunos de los nombres más grandes de la NBA, como Anthony Davis, Paul George, de los Pacers de Indiana; Reggie Jackson de los Pistons de Detroit; Devin Harris de Dallas Mavericks y Nick Young, de los Lakers de Los Ángeles.

“Es muy bueno tener a esos chicos para el juego de celebridades. Vienen al campamento todos los años. A nadie se le paga para hacerlo, sólo aman de verdad hacer un espectáculo para los niños”, afirmó Jrue.

Josh Merrill, el pastor de los deportes de alto nivel en la Iglesia Shepherd, se refirió a la manera en la que la familia Holiday utiliza el deporte para compartir a Jesucristo con los niños.

“Es sorprendente ver el impacto de la familia Holiday y de este campamento en los que participan dentro de los deportes de Shepherd. Los Holiday comparten la misma misión que nosotros, compartir a Jesús con la comunidad a través del deporte”, dijo el pastor Merril.

Los hermanos han hablado abiertamente sobre su fe en el pasado, para cualquiera de los 19 mil seguidores de Justin en Twitter, su biografía es un testimonio de su fe.

“Todo sucede en el tiempo de Dios. Su plan es el mejor plan, y estoy disfrutando de cómo me está bendiciendo”, señala la biografía del Twitter de Justin.
Por su parte, Jrue también ha hablado abiertamente sobre su fe, contando que ella lo mantiene conectado a tierra en la NBA.

“Fuera del baloncesto, el estilo de vida es duro. Sinceramente, creo que la responsabilidad es bastante difícil, pero creo que Dios no nos da nada que no podamos manejar”, apuntó Jrue. Fuente: Gaceta cristiana.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: