La llama olímpica permanece encendida, a pesar de la crisis en Brasil

Ante la inminente llegada de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, muchas son las dificultades que enfrenta actualmente Brasil. La situación política, económica y social se ha evidenciado en la constante disparidad que se ha suscitado últimamente.

La destitución de la presidencia de Dilma Rousseff y la llegada de Michel Temer al poder ha representado la movilización de muchos países que esperan atentos al desenlace de los juegos. El panorama en salubridad tampoco es un secreto, la propagación de la gripe A (H1N1) también ha representado un factor determinante para garantizar la estadía de los atletas en las diferentes categorías.

Asimismo, el deterioro en la villa olímpica, sede de los deportistas se ha caracterizado, según fuentes calificadas como no aptas para albergar a la población atlética. Aunado a ello, también se registraron 12 muertes durante las construcciones del complejo turístico y de una ciclovía que dejó el saldo de dos muertos.

En vista de estas problemáticas en distintos ámbitos, surge la siguiente interrogante: ¿lograrán los juegos de Río superar a su antecesor Londres 2012? siendo la primera vez que Latinoamérica recibe un evento deportivo de esta envergadura la llama olímpica aguarda a la espera de la apertura de estas olimpiadas el próximo 05 de agosto de 2016 en el estadio Maracaná de Brasil.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: