Gobierno de Francia demolerá antiguos templos cristianos

El Senado de Francia acordó demoler unos 2 mil 800 templos cristianos que datan de varios siglos de antigüedad. La decisión obedece a que esas iglesias se encuentran abandonadas y, además, los costos de restauración de sus estructuras, superan los costos de demolición.

A medida que el número de creyentes ha disminuido en las últimas décadas, estos templos han sido prácticamente abandonados. Para muchas ciudades de Francia, la falta de interés y el alto valor de los terrenos donde se construyeron los templos, simplemente, no justifican la inversión en la restauración. Desde 2007, cuando se tomó la decisión, varias iglesias fueron sustituidas por centros comerciales, tiendas, edificios de apartamentos o estacionamientos.

Actualmente, una parte de los terrenos se está vendiendo a los grupos islamistas que construyen mezquitas en los locales. Actualmente, cientos de nuevas mezquitas se construyen cada año en Europa. Tienen capacidad para cientos de miles de jóvenes musulmanes, nacidos en Europa, o para los inmigrantes recién llegados. Dependiendo de las leyes del país, a menudo los edificios reciben dinero del gobierno.

La situación se repite en otros países de Europa. La Iglesia de Inglaterra, conocida como episcopal anglicana en el mundo, tiene 16 mil iglesias en el Reino Unido. Con el cristianismo entrando en declive, la opción administrativa fue cerrar al menos dos mil templos.

En estos lugares, se reúnen regularmente menos de diez fieles. La mayoría son de edad avanzada y las ofertas son pocas y distantes entre sí. Esto inviabiliza los costos de manutención de los templos, así que la opción es convertirlos en “iglesias de vacaciones”, que sólo abren por las semanas de Navidad y Pascua, cuando muchos cristianos nominales buscan una iglesia por costumbre.

En las dos últimas décadas, en Alemania, más de 350 iglesias fueron cerradas. Ahora, el proyecto del conocido político izquierdista Joachim Reinig, tiene como objetivo “integrar más rápidamente” a los miles de inmigrantes musulmanes que llegan a Europa cada semana. Según la propuesta, las iglesias cristianas deben ser demolidas porque las mezquitas se construirán en los mismos espacios.

De acuerdo con el Senado de Hamburgo, que también produjo un informe sobre el tema, lo ideal sería una “mezquita en cada barrio”. La razón principal de esto es el importante “trabajo comunitario”, promovido por las mezquitas.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: