Michael Phelps confiesa que Dios lo salvó del suicidio

El nadador Michael Phelps es conocido como el atleta olímpico más condecorado de todos los tiempos, pues cuenta con 22 medallas ganadas, 18 de ellas de oro, en cuatro olimpiadas, pero, según confesó en una entrevista a una conocida revista deportiva, llegó a tocar fondo, y en medio de una profunda depresión, pensó en el suicidio.

“Yo era un tren fuera de control, era como una bomba de tiempo a punto de estallar. No tenía autoestima. Hubo momentos en los cuales no quería estar aquí. Eso no era bueno. Me sentía perdido” expresó Phelps.

El medallista olímpico llegó a ser portada en los periódicos y sitios web y no precisamente por sus logros deportivos, sino por el consumo de drogas. También fue detenido dos veces en 10 años por conducir borracho, lo último fue el 30 de septiembre de 2014, cuando su vida “tocó fondo”.

Posterior a esos días difíciles el atleta se refugió en su casa en Baltimore, y fue allí donde contempló quitarse la vida. Michael Phelps, dijo que se aisló, no comió y casi no durmió durante al menos una semana, mientras que todavía mantenía la idea de matarse.

Pero Dios en su misericordia utilizó a su amigo cristiano, la estrella de la liga de fútbol americano, Ray Lewis quien le ayudó a salir de esta situación depresiva. Lewis, convenció a Phelps a buscar ayuda en ‘Meadows’, una rehabilitación del comportamiento clínico, cerca de Phoenix.

Phelps, aceptó el consejo de su amigo y decidió entrar a la clínica de rehabilitación, luego Lewis, le dio el libro: “Una vida con propósito”, escrito por el pastor Rick Warren. Phelps dijo a ESPN que “Dios salvó su Vida” y que el libro le ayudó a creer que hay un poder más grande que él y que hay un propósito para ello en este planeta. El libro de Warren también convenció a Phelps a reconciliarse con su distanciado padre, Fred, quien se divorció de su madre, cuando Phelps tenía sólo 9 años de edad.

Después de haber dejado el Meadows en noviembre de 2014, Phelps volvió a los entrenamientos para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Tres meses más tarde, le pidió a su novia, Nicole Johnson, que fuera su esposa. El 5 de mayo del año pasado, Nicole dio a luz Boomer Robert.

La leyenda estadounidense mostró que todavía tiene lo que se necesita para ser un campeón en varios eventos, demostrando ser el más rápido en los 200 metros, 100 metros mariposa y 200 metros mariposa, en el Campeonato de América del Norte de 2015.

Actualmente, con 31 años, Phelps se clasificó para tres distancias individuales y también clasificó para el equipo olímpico de natación de Estados Unidos, en los juegos en Río de Janeiro. Phelps dijo que los juegos de Río 2016, serán su quinta y última olimpiada. Fuente: www.noticiascristianas.com

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: