Frontera colombo-venezolana reabrirá paso gradual y controlado

En la reunión que se llevó a cabo entre Venezuela y Colombia el día de ayer en Puerto Ordaz, los presidentes de dichas naciones, Nicolás Maduro y Juan Manuel Santos, acordaron una apertura gradual y controlada de la frontera a partir del 13 de agosto.

Ambos mandatarios decidieron comenzar el proceso el sábado con la apertura de un paso peatonal continuo entre las 06:00 a 21:00 horas (tiempo de Venezuela), en los puentes internacionales Simón Bolívar, Unión y José Antonio Páez, y los pasos fronterizos de Paraguachón y Puerto Carreño.

«Será una apertura transitoria mientras vamos aprendiendo y vamos acoplando las decisiones para que cada paso que demos sea un paso certero, un paso positivo», señaló el mandatario colombiano Juan Manuel Santos.
Santos también indicó que se decidió la creación de un documento especial para los habitantes de la frontera, denominado «facilitación fronteriza», que servirá como un control migratorio y permitirá agilizar el paso peatonal.

Como parte de los acuerdos, también se aprobó la apertura de la carretera que comunica el Arauca venezolano con el departamento colombiano del Norte del Santander, que fue cerrada en septiembre del año pasado; la reactivación de una mesa binacional sobre mecanismos de pago para facilitar el comercio, y la creación de un comité técnico binacional para atender los problemas de salud, precisó el mandatario colombiano.

Asimismo, se acordó realizar el 23 de agosto una reunión de los ministros de los dos países para determinar las condiciones del comercio de gasolina y el suministro de gas venezolano a Colombia.

«Estamos listos ya para una nueva etapa del suministro de combustible en la frontera», indicó el mandatario venezolano.

Tras el cierre hace casi un año, las autoridades de ambos países permitieron el 10, 16 y 17 de julio la reapertura por algunas horas del paso fronterizo entre la localidad venezolana de San Antonio del Táchira y la colombiana de Cúcuta, donde más de 100.000 personas pasaron a territorio colombiano para adquirir alimentos, medicinas y otros productos básicos que no se consiguen en Venezuela debido a la severa escasez de bienes que enfrenta el país sudamericano.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: