Usain Bolt marca huella en la historia del atletismo

El velocista jamaiquino y atleta cristiano, Usain Bolt, ha marcado huella en la historia del atletismo al ser catalogado como el hombre más rápido del mundo, tras ganar su séptima medalla de Oro en Río de Janeiro.

Con 21 años, Bolt se presentó en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, donde logró tres medallas de oro en los relevos 4×100 metros de prueba grupal, y 100 y 200 metros individuales.

Cuatro años después, continuó haciendo historia en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, cuando volvió a subirse en el podio al establecer el mejor tiempo olímpico en los 100 metros, con una marca de 9,63 segundos.

Y como el rey de la velocidad no conoce qué es quedar en segundo lugar en las competencias, el pasado domingo por la noche, volvió a ganar los 100 metros planos por tercera vez consecutiva, con un tiempo de 9,81 segundos; hazaña que hasta los momentos nadie ha logrado en la historia del atletismo.

Sin duda alguna, Usain Bolt ya es una leyenda desde China 2008 hasta Río 2016, y pese al retiro de su carrera, el atleta reiteró que intentará conseguir el “triple-triple”, las tres medallas doradas en los tres juegos olímpicos consecutivos.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: