Misioneros comparten el amor de Dios en Tailandia

En el país del sureste de Asia, rico en islas tropicales, parques naturales y tradiciones autóctonas, una pareja de misioneros con doce años al servicio del evangelio, tomaron la decisión de compartir el amor incondicional de Dios con las mujeres atrapadas en el mundo de la prostitución en Tailandia.

Desde hace dos años, Christine Añasco, y su esposo, dieron inicio a su ministerio en dicho país y al mismo tiempo se percataron del problema de la trata de personas.

Al ver que un determinado grupo de personas buscaban desesperadamente el amor de la manera equivocada, comenzaron a llevar el evangelio de Jesús a las zonas donde viven las mujeres que se encuentran en esa situación, así como también evangelizan a los hombres que frecuentan el sector.

“Nuestro objetivo es mostrarles que son valoradas y sus vidas significan mucho para Dios. Cuando experimentan el amor, pueden pasar, de tener temor, a tener fe. Aunque estén atrapadas en el tráfico de personas, estas mujeres han sido diseñadas para algo más de lo que están viviendo”, señaló la misionera Añasco a un medio tailandés.

Esta problemática fue lo que inspiró a la pareja misionera a predicar sobre el amor de Jesucristo y el perdón del Señor sobre los pecados de la humanidad.

Jesús dijo en el libro de S. Lucas 5:32: “No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento.”
Toda obra realizada bajo el temor del Señor y con el fruto de rescatar las almas de los más necesitados, es un acto de valentía y amor ante los ojos de Dios.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: