Thiago Braz agradece a Dios por alcanzar récord olímpico

El brasilero Thiago Braz da Silva marcó un nuevo récord olímpico de salto con pértiga en los Juegos Olímpicos Río 2016. El atleta ha declarado abiertamente ser cristiano evangélico y celebró su victoria agradeciendo a Dios por su triunfo.

Thiago Braz da Silva, de 22 años de edad, es considerado una de las grandes revelaciones de Brasil en estos Juegos Olímpicos. Ganó medalla de oro al saltar 6,03 metros en la disciplina de salto con pértiga. Su salto ha sido el más alto en la historia de esta disciplina.

«En caso de que me pregunten si se trata de un milagro… ¡Hoy ha habido un milagro!», aseguró Braz. «Doy gracias a Dios por todo, por este momento. Es una oportunidad increíble. La gente creyó en mí, estaban de mi lado apoyándome», comentó.

«En el momento en que entró en mi cabeza subir a 6,03 metros, fui a hablar con mi entrenador (el ucraniano Vitaly Petrov) y me dijo lo mismo: ‘ponlo en 6,03m’. Pensé que era algo de Dios y vamos a ganar», recordó.

El atleta manifestó que antes de la carrera tuvo una conversación con su pastor, quien estaba en el estadio Engenhão, donde el líder cristiano le dijo: «Tu Dios te permitirá ser campeón».

Durante la competencia, el francés Renaud Lavillenie quedó en el segundo lugar en el podio. Su entrenador, Philippe Encausse, dijo a la prensa francesa que su rival brasileño tuvo ayuda de “fuerzas místicas” para realizar su salto, que no fue algo natural. El periódico de Francia Le Monde publicó que probablemente fue obra de candomblé (una forma de brujería común en Brasil).

Pero Thiago Braz, atribuye la hazaña lograda al poder sobrenatural de Dios, para quien no hay imposibles. En Brasil más de un 30% de la población son cristianos evangélicos y creen en un Dios que todo lo puede.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: