Nadadora cristiana agradeció a Dios y anunció su retiro

Madeline “Maya” Dirado, de 23 años de edad, oriunda de los Estados Unidos, consiguió 4 medallas en los Juegos Olímpicos de 2016, arrasó en los 200 metros espalda y en los 4×200 metros libres, obtuvo presea de plata en los 400m y bronce en los 200 metros combinados. No obstante, sorprendió a sus fans cuando señaló que eso no era su prioridad de vida.

“No creo que a Dios le preocupe de cómo nado. El estar en un equipo olímpico, no es mi objetivo final en la vida. Creo que Dios se preocupa más por mi alma y estoy más preocupada en su amor y misericordia para el mundo”, relató.

Dirado no era favorita para estar en el pódium, pero la nadadora cristiana destacó por su disciplina en el deporte. Su participación llamó mucho la atención y estuvo en varias entrevistas después de su regresar a su país natal.

Además de su afición por la natación, es egresada de la Universidad de Stanford, y anunció su retiro de la natación después de 17 años de práctica y una brillante participación en estas olimpiadas. Su atención ahora estará en su familia y en su profesión, en el área de consultoría.

Ella y su esposo, Rob Andrews, son miembros de The River Church Community, en San Francisco. Comentó que sus padres siempre le inculcaron una formación cristiana ejemplar.

“Jesús ha sido una constante en mi vida. El amor de Jesús por mí, y para toda la humanidad, es algo que siempre me ayuda a amar a la gente a mi alrededor cuando las cosas se ponen difíciles”, destacó la medallista olímpica.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: