Usain Bolt se retiró de las pistas y agradeció a Dios sus triunfos

El jamaiquino, Usain Bolt, atleta conocido por su rapidez en las pruebas de velocidad, demostró que no solo es una bala en la pinta, sino que también tiene la humildad para reconocer que su habilidad es un “regalo de Dios”.

El corredor es un cristiano dedicado y es el primer atleta en ganar tres medallas de oro consecutivas en los 100 metros en los Juegos Olímpicos. Su día a día fuera de las competencias, es muy aleccionador. Nació en el seno de una familia pobre en una zona rural de Jamaica.

Para sus seguidores en las redes sociales de Facebook y Twitter, siempre publica manifestaciones de fe y textos Bíblicos. Luego de ganar en final de los 100 metros agradeció a Dios y expresó: “Nada hubiera sido posible sin Él”

Fuentes allegadas al atleta comentaron: “Usain Bolt es un cristiano que cree en la Biblia, que honra a Dios y adora a Jesús”. Asimismo, expresan que acostumbra orar antes y después de cada carrera. A pesar de que conoce su popularidad, siempre espera que los medios de comunicación lo entrevisten, para hacer público su testimonio de la fe en Cristo, y luego se arrodilla en la pista y señala hacia el cielo.

Las Olimpiadas de Río 2016, fueron las últimas para Bolt, quien ahora se dedicará de lleno a la Fundación Usain Bolt, que tiene como objetivo crear oportunidades, mediante la educación y el desarrollo cultural en los jóvenes.

También te puede interesar

A %d blogueros les gusta esto: