Masacre de cristianos en Nigeria registró 65 iglesias devastadas

Durante el primer semestre del año Nigeria registró una cifra récord de muertes de cristianos. Al parecer las agresiones contra los creyentes en África del Norte han alcanzado números impresionantes. En lo que va de 2016 el homicidio de cristianos por parte de musulmanes es prácticamente similar al de 2015.

El registro de la Asociación Cristiana de Nigerianos-Americanos (CANAN), señaló que al menos 384 personas murieron por recurrir a su creencia y valores religiosos, posterior a los ataques de grupos como Boko Haram y la etnia Fulani, practicante del islam.

Pronunciamiento del liderazgo cristiano

Por su parte, el pastor Ade Oyesile, presidente de CANAN, manifestó su desacuerdo con la gran masacre de cristianos fallecidos hasta el momento. Asimismo, solicitó al gobierno de Nigeria a tomar medidas para poner fin a la guerra religiosa.

“Debemos trabajar duro para evitar estas matanzas sectarias que, a nuestros ojos, no logran demostrar cómo es el país. Eso no debería ser nuestra porción en el nombre de Jesucristo. Estos cobardes asesinatos de cristianos en el país deben parar ahora”, expresó en un comunicado.

Aseveró que los cristianos son blancos fáciles de matar, porque están en contacto constante con las personas y predican la fe, y que la única manera de salir de esta situación, y de ganar la guerra contra el islam radical, es con el arrepentimiento y el temor a Dios.

Las muertes continúan en Nigeria

En el estado de Benue, asesinaron alrededor de 133 cristianos, 65 iglesias fueron destruidas y varias propiedades están invadidas. La etnia Fulani, compuesta por pastores de ganado, ocupó la mayoría de las áreas de la región y han utilizado una antigua técnica, atacan las comunidades cristianas y se adueñan de sus posesiones por motivos de superioridad religiosa.

Por lo general, los atacantes suelen ser nómadas, y hasta la fecha han matado a más de 500 habitantes, casi todos cristianos. Dadas tales circunstancias, más de 20 mil personas huyeron de la zona y es considerado el peor ataque desde 2010.

Agostine Akpen, líder cristiano, reveló que existen posibilidades de escasez de alimentos desde la irrupción de los Fulani que devastaron con todos rubros de producción agrícola: frijoles, yuca, arroz, maíz, soja y maní. Estos hechos han colocado alerta a los agricultores de Nigeria, en específico: Benue, Taraba, Plateau, Kaduna, Nasarawa y Níger.

“Llevan armas sofisticadas y utilizan las armas químicas para destruir nuestras comunidades. La guerra por lo general ocurre por la noche cuando todos duermen. La población huye, las iglesias están vacías. Donde había 2 mil miembros, sólo hay 50. Nada está a salvo, ni siquiera las escuelas o centros de servicio social”, declaró Akpen.

Contra todo pronóstico, la imposición de la ley islámica en el país ha motivado a los ataques religiosos en Nigeria y se ha extendido por todo Norte de la nación.

También te puede interesar

A %d blogueros les gusta esto: