Costarricenses cuentan con centro médico móvil donado por iglesia cristiana

COSTA RICA.– Los habitantes de escasos recursos en Costa Rica ahora cuentan con una nueva herramienta que promete acercarlos a los servicios médicos, al mismo tiempo en que reciben un mensaje de esperanza.

El centro médico móvil fue inaugurado ante la presencia de líderes de fe, y políticos en las oficinas de CBN en Costa Rica.

“La visión de la clínica móvil es poder empoderar a la iglesia local, para que a través de una alianza estratégica podamos proveerle de los recursos, la capacitación, para que ellos puedan cumplir con la misión que tenemos de dar alimento, ayuda y asistencia al huérfano, al pobre y a la viuda”, dice Mario Búcaro, director de CBN Latino.

“Esperamos regularmente tener misiones médicas que sean capaces de alcanzar a las personas en necesidad en Costa Rica, pero también en otros países de Centroamérica”, indica Ron Oates, de Ayuda Humanitaria de CBN.

La primera jornada médica atendió a cientos de personas.

Nos encontramos en la comunidad de Upala, zona norte de costa rica, que recientemente fue afectada por el huracán Otto, una de las tormentas más devastadoras que ha vivido este país. Sin embargo, hoy nos encontramos con CBN y su clínica médica móvil, que está trayendo un mensaje de esperanza y salvación a esta comunidad.

El campus de la iglesia del pastor Adolfo López fue el punto de atención.

“Me parece que es una doble función. Es salud física, por un lado, que es excelente, por un lado, salud espiritual que es la mejor, puede irse bien de un diente, bien de algo físico, pero, si se va mal del corazón hay problemas. Entonces, estamos trabajando con las dos partes. Físico y espiritual”, indica López.

Con un equipo de 17 profesionales en el área de la salud, se brindó atención odontológica, medicina general, optometría, terapia física y ginecología.

Raquel no tenía forma de realizarse un ultrasonido para saber el estado de su embarazo.

“Es una bendición que hayan venido, porque incluso no tenemos seguro. Yo no podía hacerme un ultrasonido, con todos los gastos que hemos tenido después de la muerte de mi mamá. Mis hijos fueron bien atendidos, y con mi embarazo me di cuenta de lo que quería saber. Que está en perfecto estado y que está bien, tengo un mes más…”, precisa Raquel.

Los beneficiados también recibieron consejería y oración.

Un total de 182 personas fueron atendidas con los distintos servicios médicos que brindó CBN, gracias al equipo de médicos voluntarios.

FUENTE: Mundo Cristiano

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: