Británicos elevan oraciones tras sangriento atentado en Manchester

REINO UNIDO.- El Reino Unido está conmocionado debido al atentado terrorista ocurrido en Manchester, Inglaterra, después de un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande. La Iglesia ha tenido un rol importante en el proceso de recuperación de los afectados.

La policía británica investiga una red terrorista vinculada con el atentado de Manchester. Un ataque que dejó un saldo de 22 personas fallecidas y más de 50 heridos.

El atacante fue identificado por las autoridades como Salmas Abedi, de 22 años.

La Primera Ministra de Reino Unido aseguró que las investigaciones seguirán.

“Es un acto absolutamente insensible que ha tenido lugar y nuestros pensamientos y oraciones deben estar con las familias y amigos de todos aquellos que han sido afectados… He estado hablando con la policía sobre la investigación que continúa y ellos y los servicios de seguridad están trabajando, obviamente, para identificar si había un grupo más amplio de personas involucradas en este particular incidente», dijo Theresa May, primera ministra de Reino Unido.

Los habitantes de Manchester están mostrando su amor y su apoyo para las víctimas del ataque terrorista.

Un día después del cruel acto, ciudadanos se congregaron en una de las principales plazas de la ciudad para celebrar una vigilia de oración. A pesar de que el Reino Unido elevó la alerta al máximo nivel, eso no impidió que llegaran a dejar flores y velas.

El pastor Anthony Delaney, líder de la red de iglesias Ivy en Manchester, dice que los creyentes deben trabajar para dar esperanza y sanidad a los dolientes.

«Vamos a decirle a la gente que Jesucristo es el camino, la verdad y la vida, que hay amor en el cielo. En los Salmos dice que el Señor está cerca de los quebrantados de corazón y vamos a continuar estando cerca, en el nombre de Jesús, estar disponibles para ayudar, para hacer lo del buen samaritano, las cosas que Jesús nos dijo, para ir a los necesitados y para poder ayudar lo mejor que podamos, y si no podemos ayudar, permanecer fuera del camino y orar», indica el pastor Delaney.

También se realizó un tiempo de oración en la iglesia Audacious, la cual se ubica en el corazón de Manchester.

Según una publicación en facebook, cientos de miembros de iglesias de toda la ciudad se reunieron en Audacious para declarar esperanza y paz sobre Manchester.

El día del ataque, el templo de Audacious sirvió de refugio para quienes corrían por sus vidas. El pastor ejecutivo, Jason Alexander, dijo a The Sunday Morning Herald que apenas escuchó las noticias se trasladó a la iglesia.

Jason y el equipo de la iglesia ofrecieron ayuda espiritual y física a los afectados. Al día siguiente, mantuvieron el lugar abierto todo el día, ofreciéndolo a la policía y a los socorristas como un lugar para el refrigerio y el respiro.

El mortal ataque ocurrió minutos después de que terminará el concierto de la cantante pop estadounidense, Ariana Grande, en el Manchester Arena.

Tras el suceso, Ariana expresó en sus redes sociales: «Devastada. Desde lo más profundo de mi corazón, lo siento tanto. No tengo palabras».

El baterista de Ariana, Aaron Spears, compartió a través del periodista de Fox News, Steve Chenevey, la forma en que vivieron él y el resto del equipo de la cantante los minutos posteriores al atentado: “Podíamos oír a la gente. No teníamos ni idea de qué había sido… Había un montón de especulaciones sobre lo que estaba sucediendo. Cinco minutos después de que llegáramos al camerino, seguridad vino a buscarnos y nos informó de que debíamos evacuar el recinto inmediatamente. Fue entonces cuando nos dimos cuenta de que algo serio había pasado».

Debido al suceso, Ariana decidió suspender todas las fechas de su gira mundial “Dangerous Woman”. Mientras que Reino Unido se mantiene bajo alerta de otro posible atentado.

FUENTE: Mundo Cristiano

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: