Huracán Harvey azota a Texas y alimenta la fuerza cristiana

EE.UU.- La tormenta tropical Harvey ha dejado destrucción tras su paso en el estado de Texas, Estados Unidos.

Un equipo de CBN News se trasladó a la zona durante el fin de semana para rastrear la tormenta y recopiló historias asombrosas en medio de la emergencia.

Sin electricidad miembros de la iglesia de Rock City en Flower Bluff, Texas, justo al lado de Corpus Christi (la zona más afectada por la tormenta), se reunieron para el servicio del domingo. Ellos usaron el poder de Dios para iluminar sus corazones y mentes.

«El trabajo no cesa para nosotros como cristianos. Ponemos manos a la obra y brillamos más y más en un mundo oscuro», dijo el pastor David Bendett.

«La iglesia fue demolida. Nuestra escuela secundaria fue azotada y en realidad me dirijo hacia allá para ver en qué puedo ayudar», dijo Shane Strough, de Rockport, Texas.

La tarde del viernes por la noche, cuando Harvey era huracán se estrelló contra la curva costera de Texas, trayendo vientos de más de 200 km/h, arrasando con potentes ráfagas de lluvia a ciudades como Rockport y Port Aransas. A pocos kilómetros al norte de Corpus Christi, cientos de hogares se quedaron sin electricidad. Los residentes se ven obligados a hervir agua antes de beberla.

«No se hizo real hasta que el viento empezó a aullar, entonces nos sentamos y dijimos: ‘Esto está sucediendo realmente, no hay nada que podamos hacer’. Así que nos acurrucamos en la sala y oramos. Por suerte, todo se sostuvo», relató Trey Turnbowgh, uno de los damnificados.

Pero no para todos, la tormenta arrebató varias vidas a lo largo de la costa, y rompió postes como si fueran palillos de dientes, volteó barcos como si fueran juguetes y dejó un camino de destrucción.

Aunque Harvey perdió rápidamente el vapor cuando llegó a tierra, cayendo de una categoría 4 a una tormenta tropical, aunque está paralizada, trayendo docenas de tornados dentro y alrededor de Houston.

El agua en las autopistas tiene por lo menos 10 pies de profundidad. La policía de Houston ha señalado que una mujer murió después de que intentó salir de su coche demasiado rápido mientras crecían las aguas a su alrededor y se ahogó.

Ahora el alivio está de camino, Operación Bendición de CBN ha estado hablando y orando con los pastores locales sobre dónde traer alimentos y productos no perecederos.

«Nuestro equipo está instalado en Beaumont, Texas, a pocas horas de distancia, así que cuando los caminos estén despejados y las líneas de energía mejoren, la Operación Bendición se movilizará», dijo Jody Gettys, una de las voluntarias de la organización.

FUENTE: Mundo Cristiano

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: