Cristianos usan poder de oración para contrarrestar desastres naturales

EE.UU.- Cristianos de todo Estados Unidos y de todo el mundo oraron contra el huracán Irma y oraron por la gente en su camino.

Por ejemplo, decenas de personas se reunieron la semana pasada en Florida en el Jacksonville Beach Pier para orar, un servicio que también incluía himnos y pasajes bíblicos. Otros se reunieron en adoración y oración en Miami Beach.

«Como cristianos, se nos dice en las Escrituras que podemos hablarles a las tormentas para calmarlas como lo hizo Jesús», dijo la organizadora Mary Parker.

«La gente se preocupa por Jacksonville, se preocupa por las playas, no quieren más erosión, no quieren más destrucción de propiedades o ver familias morir, vinieron a prevenir lo que pasó en Texas», ella continuó explicando por qué la gente asistió a ese tiempo de oración.

La fe también fue expuesta por el gobierno de Trump, mientras Irma amenazaba a la Florida. El presidente Donald Trump hizo una oración con su gabinete y el vicepresidente Mike Pence empezó una reunión de planificación de emergencia con una oración en Camp David, el sábado.

Y la gente de fe sigue orando por las víctimas de las tormentas después del paso de Irma y Harvey, y por otras víctimas de desastres naturales como incendios forestales en ciertas partes de Estados Unidos, y por los mexicanos que fueron golpeados recientemente por un terremoto.

Entonces, ¿cómo están marcando la diferencia todas esas oraciones?

Chuck Holton, corresponsal de CBN News, visitó a los residentes de Ft. Myers, Marco Island, Nápoles y Miami. Él dice que una respuesta común fue que las víctimas de las tormentas están muy agradecidas por las oraciones en su nombre y comentan que el daño no fue como esperaban.

Holton dijo que los comerciantes le dijeron: «Gracias a Dios que Él respondió a nuestras oraciones y estamos volviendo a los daños causados por el agua y no volviendo a una losa de concreto».

El vicepresidente de CBN y líder de oración Jay Comiskey dice que los tiempos de oración marcaron una diferencia.

«El Señor dice que la oración eficaz y ferviente de cualquier hombre o cualquier mujer – va a lograr mucho (Santiago 5:16)», dijo a CBN News. «Así que puedo asegurarles que millones de personas como usted, como yo, orando por nuestros vecinos, nuestros ciudadanos, nuestra familia en la Florida, hicieron una gran diferencia».

Y en las secuelas que dejaron los desastres naturales, Comiskey tiene consejos sobre cómo orar por la gente ahora.

«Así que podemos comenzar con el liderazgo, y por cada persona en la Florida que está pasando por dificultad», dijo. «Oremos para que Dios los conforte, los aliente y los fortalezca para que tomen las decisiones correctas».

FUENTE: Mundo Cristiano

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: