Antes distribuía drogas, ahora distribuye biblias clandestinamente

ASIA CENTRAL.– “Estamos aquí para iniciar una revolución: ¡Traer a las personas de la muerte a la vida!”, expresa con fervor un hombre que ahora se dedica a la distribución ilegal de Biblias cuando años antes, traficaba drogas para mafias en Asia Central.

Cuando Alim era joven, jamás se imaginó ser parte del ministerio de Dios. En aquellos años estaba ocupado dirigiendo una operación de contrabando de drogas en Asia Central, pero fue atrapado y encerrado en una celda con las esperanzas perdidas.

“Durante mucho tiempo descuidé mi vida espiritual. Yo estaba vacío y no quería vivir”, recuerda Alim. Tras las rejas, el compañero de celda de Alim le ofreció leer el libro del Evangelio de Juan. Recio, poco a poco Alim empezó a leer página por página encontrándose con el concepto de vida eterna. Fue esa experiencia en prisión lo que empezó a cambiar la vida de Alim.

“Conocí a Jesús a través del libro de Juan”, explica y sonríe. Desde ahí, la vida de Alim cambió para siempre. Mientras servía el resto de su condena, se liberó de las drogas y el alcohol, comenzando a crecer espiritualmente. Al cumplir su condena decidió inscribirse en el seminario bíblico con el único propósito de compartir la Palabra de Dios.

Alim comenzó a predicar en una congregación local en un área hostil, pero Dios tenía otros planes para él. Toda su experiencia de vida se fue construyendo con un propósito, ahora dirige un ministerio únicamente secreto: “Dirige una de las más grandes instalaciones de distribución secreta de Biblias en Asia Central”.

Alim pasó de contrabandear drogas a distribuir y ocultar Biblias de manera subterránea en lugares donde está prohibida su lectura. “Por supuesto, es peligroso. Las autoridades vendrán y buscarán, pero los materiales están ocultos”, admite Alim.

Un letrero cuelga sobre las Biblias ilegales que muestra las palabras de Proverbios 8:10 “Recibid mi enseñanza, y no plata. Y ciencia antes que el oro escogido.” Si se descubre el centro de distribución bíblico, se cerrará y Alim volverá a la cárcel. Confiamos en que Dios protegerá y guardará a todo aquel que hace su obra por el amor a las almas perdidas.

FUENTE: Impacto Evangelístico

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: