Operación Bendición llega a las víctimas del tifón en Filipinas

Elglobonews.net –

Miles ahora están sin hogar después de un fuerte tifón que devastó ciudades remotas en el este de Filipinas. A pesar de la amenaza de covid-19, el equipo de Respuesta a Desastres de Operation Blessing se acercó a los filipinos que soportan la peor parte del tifón Vongfong. 

Maribell Varas quedó abrumada por la muerte de su esposo después de que este falleciera trágicamente tratando de salvar a la familia cuando el tifón golpeó. 

Su esposo temía que el techo del refugio donde evacuaban se derrumbara debido a los fuertes vientos. Rompió la ventana para que pudieran saltar. Pero vidrios rotos cortaron una arteria en su brazo que lo hizo desangrarse hasta la muerte. 

Maribell dijo que la gente trató de ayudar pero ya era demasiado tarde. Ahora, ella se preocupa por su futuro.

“Perdí a mi esposo, nuestra casa, y ahora no sé cómo podría trabajar para mantener a nuestros cinco hijos. Necesito cuidarlos, especialmente a mi bebé de 2 meses”, dijo.

Angel Gaza, de nueve años, dice que le tenía miedo a los vientos poderosos pero que seguía siendo fuerte por sus hermanas menores. Ella dijo que consoló a sus hermanas que lloraban porque tenían miedo de los poderosos vientos.

Su padre las dejó en el refugio temporal mientras intentaba salvar su casa durante la tormenta. Cuidar de sus hermanos menores es una experiencia familiar para la joven Ángel. Abandonada por su madre, tuvo que desempeñar ese papel mientras su padre trabajaba en otra ciudad.

“Cuido a mis hermanas, las baño, cocino para ellos para que no pasemos hambre”, dijo Angel a CBN News.

El padre de Angel, Rolan Gaza, que normalmente se habría ido por una semana, dijo que no tenía más remedio que dejar a sus hijos al cuidado de Angel. 

Rolan explicó: “No tengo otra opción porque tengo que encontrar trabajo para ganar dinero para comprar comida. Ahora tenemos más problemas porque nuestra casa fue destruida por el tifón”.

El equipo de Operation Blessing Response cruzó estrictos protocolos de cuarentena para asegurar el paso a través de varios puntos de control mientras viajaban a las áreas más afectadas por el tifón Vongfong. Ni siquiera la amenaza de contraer covid-19 podría impedir que el equipo brinde asistencia muy necesaria a las víctimas del tifón que sufren.

El equipo distribuyó paquetes de alimentos que contenían arroz, productos enlatados, café y otros suministros a más de 1,200 familias afectadas por el tifón.

Maribell Varas estaba entre ellos. Su rostro se iluminó después de recibir su paquete de comida y oración.

Varas agradeció al equipo de Operation Blessing. Ella dijo: “Su ayuda significa mucho para nosotros. Espero que puedan seguir llegando a más personas necesitadas”.

Junto con algunos chocolates que Angel disfrutó, la familia también recibió un paquete de alimentos de Operation Blessing. El pastor del equipo aconsejó a su padre y oró por él. 

Operación Bendición Filipinas dice que reconstruirá los hogares de Maribell y Angel. El personal del OB se conmovió cuando Angel expresó su gratitud con su sincera oración:

“Papa Jesús, cuidaré de mis hermanos, los alimentaré. Estudiaré bien. Ayúdanos. Muchas gracias, Papa Jesús”. Mundo Cristiano.

Foto: cortesía.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: