Estudiantes de Miami-Dade usarán uniformes

El Sistema Escolar del Condado Miami-Dade espera obtener un fondo estatal de $10 millones al establecer de forma obligatoria el uso de uniformes en todo el distrito para los estudiantes entre kindergarten y octavo grado, según información publicada en El Nuevo Herald.

La nueva regulación formalizará esta regla, con la que el distrito busca ser elegible para recibir $10 por estudiante, basándose en una ley estatal que se aprobó en la última sesión legislativa.

De esta manera, Miami-Dade espera recibir $2.5 millones al adoptar la regulación, que comprende nuevas exenciones para estudiantes que tienen distintos tipos de incapacidades.El Miami-Dade PTA respaldó los cambios.

Los padres participaron a través de una votación para acordar si se debía o no usar uniformes.

La portavoz del distrito, Daisy González-Diego, informó que todas las escuelas K-8 del distrito determinaron el uso de los uniformes. Aunque aún no se ha discutido, temas como: el color de las camisas y de los pantalones, algo que será decidido por cada escuela.

Miami-Dade ya tenía en vigor una regulación, y la enmendó tras agregar un artículo de emergencia a la orden del día regular de la Junta Escolar. De este modo, los cambios no exigen varios votos, con sólo semanas por el medio.

Alberto M. Carvalho, superintendente de la Junta Escolar de Miami-Dade, informó que el distrito dijo que usará parte de los fondos para darles uniformes y servicios a los estudiantes más necesitados. Miami-Dade atiende a 6,000 estudiantes desamparados.

También el miércoles, el distrito aprobó un intercambio de terrenos que podría llevar a la construcción de una escuela en Doral, la cual sería administrada por el distrito, donde en un principio los planes habían solicitado la creación de una escuela charter. El distrito escolar espera edificar en el área otra escuela tradicional, toda vez que el número de familias que se mudan es cada vez mayor.

A cambio por la tierra en Doral, el distrito entregará 25 hectáreas en el área de West Kendall a una firma afiliada de la compañía constructora Lennar.

De igual modo, la Junta Escolar aprobó un nuevo programa para certificar a maestros de Español, con el fin de solucionar la preocupación de algunos padres sobre la calidad de la enseñanza de esta asignatura en el distrito, así como una regulación antidiscriminación que se aplica a los contratistas que trabajan para el sistema escolar.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.